COPE

El tour tradicional está obsoleto, el futuro son los free tours

Con la democratización del uso de Internet, la forma de viajar es muy diferente a la de años atrás

Los free tours ganan la guerra contra los tours de pago

 

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 17:03

“¿Por qué se anuncian como ‘tour gratis’ si después hay que pagar?” “¿Cómo son capaces de vivir a base de propinas?" “¿Cómo pueden considerarse guías si no tienen la formación ni la acreditación necesaria?” “No están preparados, leen cuatro cosas en Wikipedia y listo”. Aún habiendo revolucionado el sector turístico a nivel mundial, los free tours siguen causando rechazo entre los guías más tradicionales.

Al igual que lo ocurrido con los taxis debido a la Ley Ómnibus, dándole total libertad a las VTC como Cabify y Uber, tras la liberalización de la profesión de guía turístico en 2009, la proliferación de los free tours es innegable, teniendo vía libre para operar. Este tipo de visitas permiten que personas apasionadas por la historia y cultura de su país tengan la oportunidad de enseñar su ciudad siendo sus propios jefes, sin la necesidad de ser contratados por una empresa privada. Asimismo, debido a su método de taquilla inversa, el turista puede decidir, de manera voluntaria, cuánto pagar una vez finalizado el recorrido. La cantidad puede variar en función de la satisfacción y la experiencia percibida. Aunque para muchos los free tours han abierto un mar de oportunidades, para otros suponen una gran amenaza, sobre todo para aquellos guías de tours privados que deciden no adaptarse al cambio y a las nuevas necesidades que los avances tecnológicos han causado.

El tour privado, un modelo (casi) obsoleto

Con la democratización del uso de Internet, la forma de viajar es muy diferente a la de años atrás. Antes, viajar era un privilegio de unos pocos, mientras que ahora, gracias a las nuevas tecnologías, existen ofertas acordes a todos los bolsillos. Ahora el usuario se ha acostumbrado a tener el poder de decisión en todo lo que consume y, sobre todo, comparar. A través de Internet, es posible elegir qué tipo de alojamiento reservar para las vacaciones, mediante plataformas como la de Airbnb.

En los tours tradicionales, el usuario no tiene esa flexibilidad, sino que debe adaptarse a un horario, guía en concreto y pagar por adelantado una considerable cantidad de dinero sin saber tan siquiera si el recorrido que va a realizar va a disfrutarlo. En cambio, en plataformas de free tours como la de GuruWalk, el viajero puede elegir sobre qué tour elegir, qué guía e, incluso, la cantidad de dinero que decide gastar en ello. Internet también ha causado que la información sea cada vez más accesible.

Existen miles de blogs y webs de viajes que permiten, al menos, tener una idea global del destino que se decide visitar. Por esta razón, el viajero no busca únicamente una visita guiada donde ser informado, ya que eso puede hacerlo desde casa, resultar aburrido y una pérdida de tiempo y dinero, sino vivir una experiencia como un local y, además, descubrir los secretos de un destino de una manera divertida, como lo harían con un amigo.

Los viajeros no solo prefieren los free tours por la libertad de decisión, sino también por la posibilidad de realizar visitas más alternativas aparte de las más comunes. El tour de libre pago sumerge a los viajeros en la cultura propia de una ciudad, permitiendo experimentar y recorrer sus calles de la mano de un guía local experto.

El free tour, ¿una alternativa rentable para los guías oficiales?

Los free tours continúan en constante crecimiento desde su creación en 2003. En 2009, tras la liberalización de la profesión de guía de turismo, ganó todavía más popularidad, convirtiéndose en la primera alternativa para el viajero cuando decide realizar un tour por la ciudad que decide visitar. Según Google, el tour tradicional es una opción casi inexistente tanto en la mente de los turistas a la hora de buscar una visita guiada que complemente su viaje, como en el propio buscador. Como se puede observar en la gráfica de Google Trends y tomando como ejemplo la ciudad de Madrid, uno de los destinos con mayor demanda de free tours en los últimos tiempos, se deja entrever que los tours de pago fijo no forman parte de las opciones de los usuarios, sino que directamente optan por añadir a su viaje un free tour.

Los free tours ganan la guerra contra los tours de pago

 

“En este momento, mi actividad principal son los free tours”. Aclara Daniel, guía oficial de la Junta de Andalucía, tras la bajada de demanda que sufrió en los tours privados.

Daniel asegura que tras aventurarse en añadir free tours a su actividad dos meses atrás, su volumen de trabajo e ingresos han aumentado. “A decir verdad, el free tour es una buena vía para promocionar el resto de visitas privadas, de manera que conseguimos que un cliente que ha hecho nuestro free tour de León, haga la visita privada de la catedral […] desde que estoy en GuruWalk he notado cómo el número de reservas para mis tours aumenta, sobre todo para los fines de semana”. Asegura Luis, guía oficial en León desde hace más de 6 años, quien complementa los free tours y tours privados en su actividad. Más de la mitad de los guías turísticos que están en GuruWalk, se sirven de los free tours para promocionar el resto de sus recorridos de pago.

El resto, por el contrario, han decidido centrarse únicamente en los tours de libre pago al considerarlo un formato más rentable al existir mayor demanda. “Gano menos por viajero pero recibo más y hago más tours. Así que, a largo plazo, me está siendo más rentable realizar free tours porque entran más reservas”. Declara Luzdivina, guía oficial en Ávila, quien cambió los tours privados por los de libre pago.

La mala publicidad del free tour

Los free tours ganan la guerra contra los tours de pago

 

Muchas de las compañías que realizan free tours, han abusado del concepto ‘gratis’ a la hora de anunciarse, generando confusión no sólo entre los turistas que deciden realizar un tour creyendo que es gratis y, al final del recorrido, se encuentran con la sorpresa de que se les pide dinero, sino entre los guías que todavía no conocen el formato. La traducción correcta de free tour es ‘tour libre’ ya que es un tipo de visita en la que el viajero es libre de elegir el recorrido que más encaja con lo que busca, libre de elegir al guru, libre de reservar, cancelar y libre de pagar lo que considere justo. El free tour también concede libertad al guía. En este tipo de visitas, se es libre de elegir la frecuencia de los recorridos, el horario y hasta el límite de personas de los grupos. Normalmente, en los grupos, no suelen haber más de 30 personas.

El rechazo de los guías oficiales a los free tours

El principal motivo de rechazo por parte de los guías oficiales que todavía no han probado en añadir a su actividad los tours de libre pago reside en el método de remuneración. No saber cuánto dinero se va a ganar por recorrido puede causar incertidumbre, sobre todo para aquellos que todavía no lo han probado. Sin embargo, los profesionales que sí se han aventurado a realizar free tours, aseguran que no es un método de remuneración al que haya que tenerle miedo. “Estoy de acuerdo al 100% con el sistema de free tour. Es una evaluación constante y sabes que el turista, al final de cada tour, con su aportación, te va a evaluar. Es una buena manera de ofrecer lo máximo para gustar al cliente”. Afirma Luis, guía oficial de León. Otra de las razones por la que todavía algunos guías se siguen resistiendo a probar este modelo, es la creencia de que es una actividad que apoya a la economía sumergida, siendo competencia desleal para el sector turístico.

Apoyan que los guías no reciben un sueldo real al reducirse a propinas. Además, aseguran que los guías que se dedican a ello no declaran sus ingresos ante la Administración Pública correspondiente. “Simplemente es competencia […] competencia desleal es cuando vendes algo por debajo del precio de producción. El free tour afronta los mismo costes de un tour de pago fijo (impuestos, seguridad social, etc)”. Manifiesta Luis, guía oficial. De igual manera, ciertos guías de free tours aseguran que el mercado de los tours privados y de libre pago son diferentes. La visitas guiadas tradicionales suelen estar focalizadas a paquetes turísticos más organizados.

Por el contrario, los free tours se abren a un público mucho más amplio, debido a la flexibilidad en el precio, llegando a personas que nunca antes se habían planteado en realizar un recorrido guiado en sus viajes. Por otro lado, también aseguran que los guías de free tours no poseen la acreditación pertinente para desarrollar su trabajo de forma legal. Cada comunidad autónoma, y cada país, cuenta con una regulación distinta, por lo que no en todas es necesario contar con una titulación para ofrecer este tipo de servicio, sobre todo en los recorridos en los que no se accede a los Bienes de Interés Cultural (BIC), sino que se llevan a cabo libremente en las calles de una ciudad. Muchos profesionales reticentes a los free tours, opinan que los que desempeñan esta labor no ofrecen recorridos de calidad, asegurando que carecen de formación y los idiomas necesarios. “Eso no es verdad. Tenemos estudios basados en turismo, historia y arte.

Además, muchos de nosotros, somos bilingües”, constata un guía de la ciudad de Madrid. Debido al método de remuneración con el que cuenta, este tipo de rutas ganan calidad constantemente debido a que el sustento de estos profesionales depende de ello y de la experiencia que el visitante perciba, por lo que cada vez se esfuerzan más en hacerlo y en documentar mejor. Los viajeros que deciden participar en un tour de libre pago, pueden asegurar que la experiencia suele ser muy positiva, amena y divertida. 

De hecho, también afirman que la calidad de la información que se recibe durante el recorrido es completa y veraz. En este formato, los asistentes tienen la oportunidad de escribir una valoración en el perfil del guía en GuruWalk. Dichas reseñas dejan constatar que el servicio ofrecido en los tours de libre pago cuentan con una gran calidad, con guías formados y documentados.

Un modelo abierto a todo el mundo

Valoraciones Guru

 

“Recomendaría a los guías oficiales a probar este formato. Considero que, al ser un método de evaluación continua, mejoraría considerablemente la calidad de las visitas. Además, GuruWalk es una plataforma que conecta de una manera más cercana con el usuario que decide hacer un free tour”, declara Luis, guía oficial de León.

Esta nueva vertiente de visita guiada, puede ofrecer oportunidades hasta para aquellos profesionales más reticentes a afirmar que la demanda con respecto a las rutas guiadas ha evolucionado. Con este nuevo formato, el guía es libre en su totalidad de poder elegir sus condiciones de una forma autónoma. Es por esa razón por la que GuruWalk aconseja que, antes de aumentar todavía más el rechazo hacia este nuevo formato, se pruebe y se verifique si es rentable. Los free tours no son enemigos de los guías oficiales, más bien una nueva puerta a un camino de posibilidades y de evolución.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo