Así se puede disfrutar del mejor chocolate

Este manjar negro es uno de esos productos que gustan a todo el mundo

 

  • item no encontrado

Redactor informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05:07

Es el secreto que mejor ha sido guardado. Dicen que las neveras de todo el mundo vienen con una tableta de chocolate dentro. Así es como silenciosamente aparece en todas las casas del mundo.  Y es que este manjar negro es uno de esos productos que gustan a todo el mundo. En este instante, sólo de leerlo, ya estás deseando coger una tableta y disfrutar de su delicado sabor.

Pero vayamos por el principio, el cacao es una fruta y de su interior nace toda la magia. El primer paso es, sacar todas las semillas. Después se muelen hasta crear un polvo de chocolate. 

Una vez terminado este paso se mezcla con la manteca de cacao. En este punto el chocolate es muy amargo, hay que añadirle azúcar para que el sabor sea más agradable al paladar. “Este es el famoso porcentaje que nos encontramos en las tabletas” cuenta a COPE Fernando Salcines Gerente El Oro de los andes. Un 70% significa que se le ha añadido un 30% de azúcar. “Esta proporción determina la pureza del chocolate” añade.  Y luego claro, cada maestrillo tiene su librillo. Y es ahí donde empieza todo. Se derrite aplicándole calor y se deja enfriar hasta que alcanza 30 grados. Es en este punto donde el chocolate se adapta a todas las ideas. 

Una de las características de este producto es su amplia adaptabilidad a todos los sabores. Justo Almendrote, maestro pastelero ha mostrado en la primera feria internacional de chocolate de Madrid la capacidad de innovación que rodea a este dulce. Bombones de parmesano o de melón con jamón han sido una de sus alabadas creaciones. 

¿Cómo disfrutar mejor del chocolate?

Es que el chocolate por mucho que se disimule, nos gusta a todos, Almendrote nos enseña la manera ideal de catarlo. Primero de todo se rompe, “hay que escuchar el sonido que hace al romper”. Después llega el ansiado momento, se mete en la boca y “se funde”, la clave está en “apretar la lengua contra el paladar” para poder apreciar todos sus sabores y aromas.

Es en este momento cuando todos los sabores se dispersan por la boca. Hay chocolates que desprenden sabor a frutos secos, frutos rojas o incluso té verde. 

Recuerdos
La comida tiene un importante peso en nuestros recuerdos. Este manjar dulce ha estado presente en cada celebración importante, en la primera comunión, en la tarta que se parte por la mitad el día del sí quiero o incluso en las largas noches de estudio en el examen de esa asignatura que tanto nos costaba. 

Sólo con probar un bocado del chocolate “me traslada a la infancia” confiesa Javier Masian de Torrons Vicens. “Uno de los primeros recuerdos que trata sobre las tartas de de mi madre y llenarme toda la cara de chocolate”.

En ese sentido se ha expresado Francisco González de Presidente de la Fundación Villa y Corte del Chocolate, “cuando era pequeño viajaba a una fábrica de chocolate, allí olíamos y salíamos corriendo”.

Lo más