COPE

Newsletters
Registrarme

ALBACETE

Manzanares corta dos orejas en un desastroso desafío ganadero

El torero alicantino salió a hombros gracias a la generosidad del palco. Cayetano, por su parte, cortó un trofeo.

José María Manzanares en su salida a hombros este martes en Albacete

José María Manzanares en su salida a hombros este martes en AlbaceteEFE

Lorenzo del Rey | Albacete

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 21:01

Se anunciaba el cartel de hoy como desafío ganadero. Concepto discutible porque siempre se ha dicho que un desafío es entre ganaderías de procedencias y encastes distintos, por eso de ser una competición para comprobar qué hierro tiene mejor comportamiento por bravo y encastado. Pues bien, el desafío fue un combate nulo porque los hierros de Victoriano del Río y Juan Pedro Domecq resultaron un fracaso casi absoluto, así sin paliativos. Muy justos de presencia, mansos, flojos y descastados. Se salvó de la quema el quinto. Y ya. Hablando de desafíos, el presidente Coy tuvo hasta tres en la concesión de trofeos. En los dos primeros, acertó al no conceder una oreja a cada uno de los toros del Fandi. La petición nunca fue rotundamente mayoritaria, quizás más ajustada la segunda, e hizo lo correcto al no dar los trofeos. Ahora bien, empleando terminología taurina, devolvió las orejas en el quinto al darle el doble premio a Manzanares. La faena, basada en la mano derecha, sin apenas nada al natural, fue con casi todas las series muy cortas, lo que impidió que hubiera contundencia. Detalles, sí, y algunos buenos, pero sin merecer esas dos orejas. Toreo lineal y despegado por momentos. La entrada, con unos tres cuartos, fue la mejor de lo que llevamos de abono. La exigencia con el espectáculo fue la que menos.

Así, “Entrenador” pasó sin pena ni gloria por capote y puya, dándose una vuelta de campana sobre sí mismo al salir del peto. Sería entrenador, pero la fuerza no la había entrenado. Ni tampoco culturismo, por lo vareado de su figura. David Fandila puso banderillas con su difícil facilidad, destacando el par al violín que hizo último. Entre las protestas sonoras del toro, su ausencia de casta y acometividad, y que no podía con su alma, fue todo un querer y no poder por parte de ambos. La entregada nobleza como única cualidad. Se tiró con todo y dejó una estocada pasada con un descabello. Hubo petición minoritaria que el presidente Coy no atendió, acertadamente. Y se pidió la oreja, y luego el público no demandó la vuelta al ruedo. Contradicciones everywhere.
“Gitanito” medio se movió por el capote de David, siendo picado con mucha prudencia. Tras un quite con chicuelinas, El Fandi clavó con mucha soltura y dio un recital físico, llegando a cansar al toro. Tanto se cansó el manso marmolillo que llegó a claudicar antes de ver nada. No pudo hacer faena el torero, excepto amontonar pases, porque no había material para hacer nada. Mató de estocada caída. ¡Una de casta, por favor! Hubo petición con más pañuelos pero tampoco fue mayoritaria, tampoco dio la oreja el presidente Coy y luego hubo división al palco.

“Trapero” de Juan Pedro salió al ruedo coincidiendo con la caída de la lluvia y la apertura de paraguas. Se derrumbó antes de entrar al jaco y saludó al peto, saliendo suelto y con la cara alta. En banderillas se mantuvo la floja condición y seguía embistiendo tirando gañafones al cielo y perdiendo las manos. También escarbando, además. Manzanares le dio pases en línea, varios sin limpieza y despegado. Nada cambió al natural y la faena fue ver lo mismo una y otra vez. Tras medio acero, terminó el rollo.

“Misterio” no fue nada extraordinario en ningún tercio, empujó con un pitón y en banderillas medio se empleó. Eso sí, en la muleta fue otro cantar bien distinto. Manzanares basó la faena en la mano derecha, respondiendo el toro en series cortas al llevarlo tapado y templado por bajo, porque al no hacerlo, se desentendía y salía con la cara alta. José María lo toreaba en línea y sin apreturas, también hay que decirlo. Al natural intentó idéntico guión pero pronto volvió a la derecha al no ser tan claro, aunque no nos dejó verlo más el alicantino. Una serie final y matar con media atravesada le valieron dos orejas. Ahí erró el presidente porque era de una. Y ya.

“Versito” no fue poesía en el recibo de capote de Cayetano, donde el diestro acompañó las embestidas a la verónica sin demasiado reposo. El toro hizo sinfonía del estribo aunque se arrancó con presteza. Se dolió en banderillas entre los pares a los que acudía con aire cansino y taciturno. Hubo un conato de resurrección por parte del toro en un comienzo áspero pero repetidor que se diluyó enseguida. En la muleta, pases sueltos sin continuidad y mando, apagándose y acortándose todo porque había muy poquita cera y la vela se apagó en un santiamén. En el segundo pinchazo, el toro le golpeó en el rostro, pareciendo ser el golpe únicamente. Volvió a tirarse a matar y dejó la espada caída, dándose paso a la merienda.

Y el sexto, de nombre “Misicato”hizo una pelea dando derrotes con la cara alta donde casi derriba al picador. Al recomponerse en la silla, el varilarguero le hizo la réplica con un largo y trasero puyazo. Hubo desorden en banderillas, incluso hizo hilo a un peón que tuvo que resguardarse en el burladero. Lo fió todo a la vena populista, sentado en el estribo, luego de rodillas y ya en pie hubo medios pases citando en la cadera. Luego más pases sin zapatillas que fueron de poco relieve. Sonaba la música -no sabemos muy bien la razón- y también sufrió desarme con la zurda. Después de todo muy vulgar en cercanías, con un desplante ante un toro que terminó pidiendo la hora y buscando la bravura que nunca encontró, mató de estocada que hizo guardia y un descabello. La oreja se pidió por la mayoría y se coincidió. Si así lo quisieron, así fue.


FICHA DEL FESTEJO

Albacete, martes 13 de septiembre de 2022. 6ª de Feria. Tres cuartos de plaza.

Tres toros de Victoriano del Río (1º, 5º y 6º) y otros tres de Juan Pedro Domecq (2º, 3º y 4º). Muy justos de presencia. Mansos, flojos y descastados a excepción del quinto, repetidor en la muleta con un buen pitón derecho.

“El Fandi”, ovación tras minoritaria petición y ovación tras ajustada petición.

José Mari Manzanares, saludos desde el tercio y dos orejas.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cayetano, palmas y oreja.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar