Los Victoriano del Río completan un sexto encierro rápido y repleto de tensión

La lluvia y la velocidad han protagonizado un encierro con mucha emoción

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:06

Los toros de la ganadería madrileña de Victoriano del Río Cortés han protagonizado un encierro, el sexto de las fiestas de San Fermín 2018, veloz y limpio, sin que, hasta el momento, los servicios de emergencia asistenciales tengan constancia de heridos por asta. Según la dirección del hospital de Pamplona solo hay dos personas trasladadas al centro hospitalario de Navarra. No obstante, una de ellas, un corredor habitual, ha sufrido un traumatismo craneoncefálico leve tras una caída, por lo que tendrá que someterse a diferentes pruebas para deliberar en que estado se encuentra.

La lluvia de nuevo ha acompañado la carrera, que ha durado 2 minutos y 20 segundos, con una manada liderada en gran parte del recorrido por dos toros negros y c errada por un castaño que, aunque se ha separado en algunos momentos de sus hermanos, no ha llegado a quedarse descolgado. Los toros de Victoriano del Río han corrido unidos hasta la primera curva de la Estafeta cuando se han comenzado a alargar en forma de hilera, algo que ha provocado momentos de tensión por el acercamiento entre los toros y los corredores de este sexto encierro de los Sanfermines. 

Con una menor presencia de corredores, se han vivido algunos momentos de tensión tanto en la curva de la Estafeta al quedar algún corredor atrapado entre la pared y los toros, como en Telefónica donde uno de los victorianos ha caído momentáneamente al suelo muy cerca del vallado. El suelo del recorrido estaba levemente mojado por la lluvia que comenzó a caer dos minutos antes de que comenzara el encierro, por lo que muchos de los corredores se han visto involucrados en caídas debido al estado del pavimento. 

Lo más