COPE

Todo lo que hay detrás de 'Pesadilla en la cocina' y siempre te has preguntado: denuncias y el rol de Chicote

El programa dirigido por Albert Chicote ha protagonizado varias polémicas desde que llegase a las pantallas en 2012, incluída la sombra del montaje

Esto es todo lo que hay detrás de Pesadilla en la cocina y siempre te has preguntado

Esto es todo lo que hay detrás de 'Pesadilla en la cocina' y siempre te has preguntadoAtresmedia

Madrid

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 14:14

Es uno de los programas que ha lanzado a su presentador a la primera fila de protagonistas de la televisión. Desde que llegase el 25 de octubre de 2012 a nuestras pantallas, el 'Pesadilla en la cocina' de Alberto Chicote se ha convertido en uno de los programas más conocidos de la pequeña pantalla española.

Pocos son los que no sabrán cuál es la dinámica de este programa, una adaptación del programa 'Kitchen Nightmares', presentado por el británico Gordon Ramsay. Un chef, en este caso Alberto Chicote, acude a la ayuda de un restaurante con dificultades de distintos tipos. Con los consejos del profesional, y unos cambios en carta y reformas en el local, se intenta remontar el vuelo para que estos restaurantes pueda seguir con su actividad y salir adelante económicamente.

Desde aquel 25 de octubre de 2012 son más de 96 restaurantes los que han pasado por las manos del chef madrileño llenando la memoria colectiva de momentos que son historia de la televisión en muchos casos por la dureza de las broncas entre Alberto y algunos de los propietarios de los restaurantes, o por lo desgradable que se podía encontrar en algunas de las cocinas protagonistas.

Alberto Chicote durante una de sus broncas habituales en Pesadilla en la cocina

Alberto Chicote durante una de sus broncas habituales en 'Pesadilla en la cocina'Atresmedia

Las sospechas de montaje siempre han acompañado a 'Pesadilla en la cocina'

Desde que comenzase el programa muchas son las polémicas que ha protagonizado. Todas ellas relacionadas con la relación que Chicote tenía con los miembros de los restaurantes y también con la cantidad de cosas que se encontraba en las cocinas. Todo esto ha hecho sospechar a gran parte del público que todo lo que se muestra en el programa no es real y que se exagera para darle más dramatismo.

Sobre estas acusaciones se ha pronunciado en varias ocasiones el chef de los uniformes coloridos. Ya en 2014, con solo un par de temporadas grabadas, Chicote respondía así en una entrevista a esta polémica: "Si quieres comprobar si lo que hacermos es real o no, muy fácil, vete al restaurante, allí sigue. Puedes conocer a los personajes, puedes conocer a la gente del restaurantes si quieres saber si era verdad. Es muy fácil, siguen estando allí y puedes ir a preguntar. Toda esta gente está allí y te puede contar su experencia. Es más fácil decir algo que no conoces sin poderlo demostrar, que preocuparte por saberlo. Es un mal de nuestros días, ocurre mucho", respondía en aquella ocasión con cierto tono de molestia.

Alberto Chicote felicita a todas las madres junto a su desconocida esposa

Alberto Chicote felicita a todas las madres junto a su desconocida esposaAtresmedia/Agencias

Estas declaraciones del cocinero madrileño chocan frontalmente con algunas vertidas por los propietarios de algunos de los 96 establecimientos que ha visitado durante la vida de 'Pesadilla en la cocina".

La denuncia de restaurantes afectados por el paso 'Pesadilla en la cocina' y Alberto Chicote

Allá por enero de 2017, el empeño dos propietarias de dos restaurantes que pasaron por 'Pesadilla en la cocina', dio como resultado Asociación de Afectados por Pesadilla en la Cocina. Una asociación nacida para pedir responsabilidades a la productora del programa, Warner Bros ITPV, y también a La Sexta, por daños económicos, de reputación y algunos también psicológicos.

Las dos responsables de esta asociación son Manoli, responsable del restaurante Irlanda y Sole Álvarez, del Café Zamora. En el caso de la segunda, Sole Álvarez, confesaba no haberse puesto nunca en contacto con el programa y que fue 'Pesadilla en la cocina' quien se puso en contacto con ella en 2014 y tardó todo un año en decidirse a aceptar la propuesta de salir en el reality. "Yo no llamé al programa, ellos me llamaron a mí. Supieron del local por TripAdvisor", contaba en aquella ocasión.

También hablaba esta restauradora de como la reforma que el programa realizó en su local no se adaptaba a lo que prometen antes de firmar el contrato: "Hicieron la reforma, mal hecha pero la hicieron, fue una chapuza, pero la hicieron. El local dio un cambio". Además también cargó duramente por la repercusión psicológica que supuso el paso del programa para los empleados: "Los empleados sufrieron las consecuencias del programa. La cocinera quedó tocada. Cuando vio los resultados de su aportación como persona al trabajo se vio tan mal, tan incapacitada, que cuando se quitó el gorro el segundo día de la grabación, antes de la inauguración, dijo 'Dios bendito, que yo haya podido sola con cincuenta personas y que con dos personas en cocina no hayamos podido con veintiséis...'. Fíjate la tensión que se podía crear", terminaba por confesar la propietaria del Café Zamora.

Mismas quejas trata Roberto de la Rosa, expropietario de El Último Agave, que no ha dudado en acusar delante de los medios de comunicación al programa de "manipulación". De la Rosa era el propietario del local donde Chicote encontró un ratón en el lavavajillas, una escena que el que fuera propietario ha tachado en varias ocasiones de "montaje". Tras el paso del cocinero madrileño por este local, De la Rosa denunciaba que el programa le había dejado en la calle y que vivía con lo que le daba Cáritas. Además durante una época, colocó un puesto de información a las puertas del restaurante de Chicote en Madrid para dar a conocer todo lo que había vivido.



Es por testimonios como el de De la Rosa, o de Sole Álvarez, que finalmente 14 restaurantes se asociaron en la Asociación de Afectados por Pesadilla en la cocina. Una asociación que denunció al programa por los daños provocados y se justificaban con el siguiente comunicado: "En el 90% de los casos los locales no llaman al programa, sino que es el programa el que localiza anuncios de traspaso de restaurantes y llaman insistentemente para que participen. En los primeros contactos, la productora da a los propietarios las directrices de en qué consistirá su paso por el programa. Es entonces cuando les comentan que tendrán que dramatizar la situación de su local con el fin de que surja el caos y la polémica para que el programa “tenga tirón”. Les indican que tendrán que discutir en el programa, después hablan con los empleados, indicándoles también que tendrán que crear situaciones de conflicto".

De esta manera se desmontaría todos los argumentos que el programa y Chicote siempre han dado afirmando la realidad de lo que se muestra en el programa. El comunicado de esta asociación acusa al mediático cocinero de ser todo un montaje donde lo que menos importa es la gastronomía, y tambíen de coaccionar a los propietarios y trabajadores: "A pesar de no querer pasar por el aro, están bajo la amenaza de que la productora abandone y les haga pagar una indemnización millonaria. 'Pesadilla en la Cocina' ha presentado a la audiencia durante cinco temporadas un programa que supuestamente promueve el buen hacer de la hostelería y el ayudar a los propietarios a que relanzando sus negocios tengan una vida mejor. Pues nada más lejos de la realidad. El programa es un reality cuya única finalidad es captar audiencia. Las reformas son decoraciones acondicionadas como un plató de televisión que no cumplen con las normativas de licencia de actividad", finaliza esta documento que ataca duramente los cimientos de todo el programa.



La defensa de la labor de 'Pesadilla en la cocina'

Ante este duro comunicado era la propia productora del programa quien contestaba: "Lo fácil es echarle la culpa a la televisión, pero millones de españoles han visto el excelente trabajo que hacen 'Pesadilla en la cocina' y Alberto Chicote y así lo valoran la mayoría de los restaurantes a los que ha ayudado el programa. Intentamos hacer milagros pero a veces no son posibles", explicaban justificando.

Sobre estos temas también se ha manifestado el propio Alberto Chicote. En una entrevista con Risto Mejide en el programa 'Al rincón de pensar', el publicista catalán indagaba en las acusaciones que rodeaban al programa del cocinero, algo que Chicote no ahuyentó y contestó tajantemente: "Procuro ser directo, procuro ser claro pero también procuro ser justo", decía mientras que Risto le recuerdaba que algunos de los restaurantes que han pasado dificultades después de su paso: "Han tenido dificultades, no por mi paso, sino porque ya estaban en dificultades. Ni todo el mundo sigue los pasos que se les indica, ni pone todo lo que hay que poner encima del asador. Si hubieran seguido los pasos tal y como les dije les hubiera ido mejor. Más de un 20% de los restaurantes que atendemos no sale adelante". A la acusación de que la escena del ratón en el lavavajillas había sido un montaje del ratón en el lavavajillas Chicote responde tajantemente: "Mentira cochina".



"Yo quiero pensar que se averguenzan un tanto de las cosas que han ocurrido y la salida es negarlo. Si razonamos esto, y si tú eres propietario de un restaurante ¿Me huebieras dejado ponerte un ratón? Cuál fue su gran error, no haberlo quitado, porque si lo hubiera quitado no lo hubiera visto", continuaba jusficando la labor del programa y queriendo argumentar que todo lo que se ve es real.

Sobre las acusaciones de que la productora impide a los propietarios limpiar durante semanas el local Chicote se defendía diciendo que: "La productora va antes que yo, y lo único que dice es que si se encuentra el local en un estado que no lo limpien para que yo me lo encuentre igual que se lo han encontrado ellos. No me vale que tú ahora me cambies el menú, cambies los camareros, pegues un fregao y cambies la realidad a la hora de ponerse a hacer el programa. Si tu quieres que te echemos una mano esto tiene que estar igual que el día que va la productora. Es lo más honesto, yo creo".

"El problema es cuando alguien tiene la idea de que eso es lo correcto. Limpiar la freidora está tirao, pero si no cambias la idea de que eso no puede estar un mes sin limpiarse no vas a ningún lado. El problema no es que las cosas estén así, el tema es que te parezca correcto que esté así", decía explicando cuáles son los males que suelen acompañar a los propietarios conflictivos que pasan por el programa.

Además de la productora y del propio Chicote, no es difícil encontrar declaraciones a favor del programa y de que todo lo que se ve es real. Es el caso de una de las extrabajadoras de Sole Álvarez en en el Café Zamora que ha llegado a afirmar que: "Lo que se vio en el programa es real. Es ella así, con los empleados, con clientes. Yo he tenido reclamaciones de clientes. Ella ha salido a enfrentarse a ellos de malas maneras. Lo que se vio en el programa es real. No es ni un show, ni un reality ni todo lo que dice ella. Es la realidad. Es así y peor", explicaba en una entrevista a Vertele defendiendo 'Pesadilla en la cocina".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Con cebolla o sin cebolla? El chef Alberto Chicote se 'moja' sobre cómo cocina la tortilla española

El sorprendente motivo por el que echaron a Chicote de un restaurante de la Plaza Mayor

El viral momento en el que Alberto Chicote abronca al dueño de un restaurante: "Esto es de terroristas"

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar