Más directos

TELEVISIÓN SERIE

Gutiérrez y Alterio, dos padres metepatas en la nueva entrega de "Vergüenza"

Madrid, 30 may (EFE).- Avalada por el éxito de público y crítica de la primera temporada, "Vergüenza" rueda su segunda entrega, en la que se mantiene el "humor transgresor" pero se ahonda más en los personajes de Jesús (Javier Gutiérrez) y Nuria (Malena Alterio), que estrenan paternidad, vivienda y relaciones sociales.,Así lo explica, en una entrevista telefónica con Efe, Álvaro Fernández-Armero, creador junto con Juan Cavestany de esta ficción para Movistar+, que la estrenó completa bajo demand

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:42

Avalada por el éxito de público y crítica de la primera temporada, "Vergüenza" rueda su segunda entrega, en la que se mantiene el "humor transgresor" pero se ahonda más en los personajes de Jesús (Javier Gutiérrez) y Nuria (Malena Alterio), que estrenan paternidad, vivienda y relaciones sociales.

Así lo explica, en una entrevista telefónica con Efe, Álvaro Fernández-Armero, creador junto con Juan Cavestany de esta ficción para Movistar+, que la estrenó completa bajo demanda en noviembre de 2017 y en quince días se situó entre las tres más vistas de la plataforma ese año.

Fernández-Armero reconoce que "para nada" se esperaban el éxito de una serie que podía atrapar a un público fiel y convertirse en una ficción "de nicho" pero que finalmente "ha entendido más gente de lo que esperábamos", por lo que está más que dispuesto a una tercera temporada.

Los dos meses de rodaje de la segunda entrega, que culminarán en una semana y media, han transcurrido en Madrid -a excepción de una semana en Alicante, adonde los protagonistas se van de vacaciones- se traducirán en siete episodios de 30 minutos, duración que "en estos tiempos en que tenemos una capacidad de atención bastante limitada, es definitiva en su éxito, porque se puede organizar una maratón con helado y te la calzas sin despeinarte".

Jesús y Nuria serán padres, con lo que cambiarán sus hábitos de vida, su casa y sus relaciones sociales, y los guionistas harán "un dibujo más interno de los personajes" que, eso sí, seguirán protagonizando "situaciones de morirte de vergüenza".

Son precisamente esos momentos embarazosos los que han enganchado a los espectadores: "Mucha gente me ha comentado que, a pesar de que los personajes son bastante extremos y cuesta identificarse, piensa que las situaciones a las que se enfrentan también le puede pasar. Ésa era nuestra intención, que llegase esa esencia de lo cotidiano".

Aunque "Vergüenza" ha obtenido, entre varios premios a sus protagonistas, el Feroz a la mejor serie de comedia, Fernández-Armero no sabe si calificarla como tal o como tragicomedia.

"Es un conflicto aterrador. Yo cuento las cosas a mi manera y no me di cuenta de que hacía comedia hasta que me lo dijeron. La historia es trágica, de perdedores sin futuro, como mínimo sería una tragicomedia pero drama también cabría, pero la gente se ríe porque ¿a quién le hacen gracia las cosas buenas?".

Lo más