COPE

Carlos Franganillo: su futuro tras el Telediario, su rutina con Vallés y Piqueras y su opinión de Ana Blanco

El presentador del Telediario de TVE en la edición de las nueve de la noche se encuentra inmerso en su cuarta temporada al frente del espacio informativo

Carlos Franganillo

Madrid

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 07:23

Carlos Franganillo es uno de los presentadores más conocidos de nuestra televisió. Desde septiembre del año 2018 es el encargado de contar cada noche las noticias más importantes de la jornada en el Telediario de Televisión Española. Pero la carrera profesional del periodista nacido en Oviedo el 31 de octubre de 1980 está marcada por otros importantes hitos profesionales fuera de nuestras fronteras, ya que ha estado al frente de las corresponsalías de TVE en Rusia y Estados Unidos durante varios años. En cuanto a su vida personal, el presentador del ente público es muy cauto y reservado al respecto. Es padre de tres hijos y está casado con su esposa Ana Ortega desde el año 2011, justo antes de marcharse la corresponsalía de Moscú, no si antes irse de luna de miel a Tailandia.

Sus comienzos en el periodismo

El periodista de Televisión Española comenzó su formación universitaria en el año 1998 en la Universidad Nebrija, donde se licenció en Comunicación Audiovisual en el año 2002. Después, Franganillo decidió completar su currículum con la licenciatura de Periodismo, carrera que completó en la Universidad San Pablo CEU en el año 2004.

Carlos Franganillo



Sus inicios en los medios de comunicación están ligados a medios como 'La Nueva España'. Después comenzó su trayectoria en el ámbito público, siendo editor de boletines en RNE y siendo también presentador y editor de un espacio de entretenimiento. En el año 2007 pasó a formar parte del departamento de prensa de la Fundación Príncipe de Asturias.

Clave en la sección internacional de TVE

Ya en el año 2008 ingresó por oposición en RTVE y a partir de ese momento pasó a formar parte del equipo de Prado del Rey, primero en la redacción de 'Los Desayunos de TVE' y después en la sección de internacional de los Servicios Informativos del ente público, donde ha sido muchos años pieza clave, ya que ha cubierto importantes acontecimientos de la crónica internacional, como el 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

Ya en el año 2011, Carlos Franganillo inicia su andadura fuera de nuestras fronteras, ya que es nombrado corresponsal de los Servicios Informativos de TVE en Moscú, allí se marcha con su mujer Ana Ortega y tienen a su primer hijo. Tres años después, el periodista asturiano hizo las maletas para marcharse a Washington, donde fue corresponsal desde julio del año 2014 tras la marcha de Lorenzo Milá a la corresponsalía de Roma y tuvo a su segundo retoño.

En el año 2018, Franganillo vuelve a convertirse en hombre fuerte de los Servicios Informativos de TVE en Prado del Rey, ya que coincidiendo con el inicio de la temporada en el mes de septiembre se pone al frente de Telediario en su edición de noche.

Desde aquel momento, el presentador del Telediario también ha compartido junto a Ana Blanco importantes acontecimientos para nuestro país desde el punto de vista informativo, como han sido diversos especiales con motivo de los comicios celebrados a nivel nacional y en diversas comunidades autónomas. También ha tenido la oportunidad de regresar a Estados Unidos para dirigir el especial sobre las Elecciones en Estados Unidos del 3 de noviembre del año 2020 y la investidura de Joe Biden el 20 de enero de 2021.

Su papel como presentador del Telediario

Su día a día en los Servicios Informativos de TVE es frenético: se sienta en su silla sobre las 13:30 del mediodía para afrontar la reunión de contenidos. Su alto ritmo de trabajo le hace que coma fuera de hora en muchas ocasiones, y después se enfrenta a una tarde que se pasa volando, marcada por la construcción de los relatos y por intentar tener controlado todo antes de ponerse delante de las cámaras. En cuanto a sus horarios de trabajo explica en una entrevista al diario 'El País' que tiene los biorritmos acelerados, ya que suele comer a una hora en la que lo habitual es estar merendando. También explica que duerme poco, pero las horas que está descansando las aprovecha.

En varias entrevistas, Carlos Franganillo ha repasado cómo es su papel al frente del espacio informativo de TVE. En este sentido, en una entrevista concedida a 'Público' desveló que es lo que quiere conseguir en cada uno de sus programas. Ante esto, el periodista asturiano señala que es necesario introducir otros elementos, y hace una comparación con el Telediario que presenta Ana Blanco a las tres de la tarde: "En el informativo de las tres, cuando las noticias están bullendo, es más complicado, sin embargo, en el de las nueve se puede buscar algo de contexto, alguna entrevista en directo o si la ocasión lo merece salir a la calle a hacer telediarios donde haya noticias de alcance. Nosotros eso lo disfrutamos porque lo contamos de otra manera y el espectador lo está acogiendo muy positivamente".



En este sentido, el estilo de Franganillo es muy diferente al tradicional presentador de informativos que lleva apareciendo en nuestra televisión en las últimas décadas. Al periodista asturiano le encanta estar de pie y estar en contacto con la noticia, si es posible fuera del plató de Televisión Española. Por ello, los informativos de Carlos Franganillo han recibido en más de una ocasión el aplauso de la audiencia, ya que han hecho varios especiales en la calle: algunos de los más recordados son el primer aniversario de la declaración del estado de alarma en nuestro país, la vuelta a las aulas en mitad de la pandemia o el que trató el problema de la despoblación en algunas zonas de España.



Sobre ello, Franganillo se declara amante del reporterismo, sobre todo por su experiencia como corresponsal: "Es lo que sé hacer. He estado ocho años como corresponsal, en despliegues, en coberturas y estoy muy acostumbrado a eso. Además es lo que me gusta de esta profesión. Mentiría si digo lo contrario: el reporterismo es lo que más he disfrutado".

También, como presentador de uno de los programas informativos más importantes de nuestra televisión se ha referido en más de una ocasión a un asunto crucial, el de la audiencia, sobre todo porque en los últimos meses Vicente Vallés está cosechando grandes datos respecto a sus competidores, Pedro Piqueras y el propio Carlos Franganillo. En este sentido, la audiencia aunque sea una televisión pública le preocupa. En su entrevista con 'Público', el presentador reconoce que al ser una televisión púbica no existe tanta presión como en la privada, y eso le permite a su juicio centrarse en la calidad.

Pero Franganillo reconoce que no pierde ojo a cada uno de los informativos presentados por Vicente Vallés y Pedro Piqueras en Antena 3 y Telecinco respectivamente. "Yo veo todos los informativos al llegar a casa. No todos los días, pero intento hacerlo casi diario par ver lo que hacen Vicente y Pedro, que son dos grandes profesionales a los que admiro profundamente. Ellos tienen un gran talento para hacer lo que hace y tienen una gran repercusión social y eso es de aplaudir por su parte".

En su capítulo de preocupaciones, el presentador también ha explicado que uno de sus grandes temores es que se veten a medios de comunicación, porque esta práctica por parte de algunos partidos o movimientos, pueden derivar en una desconfianza por parte de los espectadores.

También explica que en la televisión actual se está realizando una práctica que, a su juicio, no es demasiado buena: la tendencia hacia el infoentretenimiento. Teme que no se llegue a distinguir entre lo que es tertulia e información, y considera que esta tendencia se produce por su eficacia, y su precio, mucho más barato que enviar a un corresponsal a una zona de conflicto. Delante de las cámaras también ha sufrido alguna que otra 'pillada', como la que tuvo lugar después de una entrevista al por entonces vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en las que las cámaras le pillaron con un gesto de queja por supuestamente un dolor.




Su cariño a sus corresponsalías y su anécdota con Lorenzo Milá

Franganillo siempre ha hablado enorgullecido de su experiencia como corresponsal en Rusia y Estados Unidos. Se considera un afortunado de haber podido ver la realidad de ambos países en un momento de cierta tensión entre ambas potencias: "He tenido la suerte de ver la realidad de Washington y Moscú".

El periodista también ha explicado en alguna ocasión que el momento de 'transición' entre su estapa como corresponsal y presentador del Telediario no ha sido nada fácil, tal y como recoge 'Vanitatis': "El cambio no ha sido nada fácil, y muchas veces echo de menos la etapa anterior, pero la nueva etapa es apasionante y hay otros componentes, familiares y personales, que también salen ganando".

Su experiencia como corresponsal a los pies de la Casa Blanca le permitió ser el enviado especial de Televisión Española a las elecciones norteamericanas del 3 de noviembre del año 2020. Aquellas jornadas a los pies de algunos de los edificios más importantes de Washington las pudo compartir con Lorenzo Milá, reconocido periodista del ente público y al que Carlos Franganillo sustituyó a su llegada a Estados Unidos.

Su experiencia con el coronavirus

Tras varias jornadas analizando la actualidad de Estados Unidos, marcada por la pandemia, y después de seguir la jornada electoral, Lorenzo Milá dio positivo en coronavirus, hecho por el que el presentador se tuvo que aislar en cuarentena a su regreso a España. Este hecho no le permitió estar presente en el Telediario durante unas jornadas, aunque no se pronunció nunca al respecto, solo a través de un mensaje de Twitter en el que respondió a un tuit con la frase "estoy unos días fuera de combate", mensaje que eliminó horas después. Si se habló en una entrevista radiofónica días después, en la que confirmaba que él y su familia habían dado positivo en coronavirus.



Respecto a esa experiencia, Franganillo si se pronunció tiempo después en una entevista concedida en el mes de febrero a 'El País', en la qe reconoció que no llevo muy bien estar tanto tiempo aislado de de su día a día: "Tanto tiempo metido en casa, me hubiera ido a picar carbón con tal de salir".

El día a día de Carlos Franganilo

En su rutina diaria hay un plato que pocas veces no está presente: la tortilla, se declara un apasionado de este manjar. También se declara gran consumidor de las redes sociales, que utiliza para estar informado en todo momento de lo que ocurre dentro y fuera de nuestras fronteras, sobre todo en Estados Unidos, Rusia y China, sitio en el que no descarta trabajar en el futuro. En este sentido, el periodista asturiano también ha declarado en más de una ocasión que intenta desconectar los fines de semana, para depurar la mente y comenzar la semana concentrado.

Carlos Franganillo



En cuanto al uso que da de las redes sociales, en una entrevista con el diario 'El País', Franganillo se mostró bastante decepcionado con el camino que ha tomado Twitter. Considera que se ha degradado muchísimo y que la críticas que recibe a través de esta red social le han servido, en algunos momentos, para hacer mejor su trabajo. A la pregunta sobre si es reconocido por la calle, el periodista asturiano contesta siempre que no es muy amigo de tener una vida social muy ajetreada. Explica que casi nunca sale a cenar, pero que cuando es reconocido por algún espectador recibe siempre muestras de cariños: "Me ven como al panadero o al vecino, de una forma muy familiar".

Su futuro más allá del Telediario

El periodista es consciente de que el papel que juega en Televisión Española puede tener una fecha de caducidad muy concreta. En todas sus declaraciones respecto a cómo se ve en el futuro, Carlos Franganillo ha explicado que no tiene miedo a dejar el cargo de presentador del Telediario, siempre dejando la puerta abierta a volver a una corresponsalía. "Me veo perfectamente volviendo a contar historias".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo