La astuta jugada de Elon Musk que ha disparado a Tesla en bolsa

La empresa de automóviles eléctricos ha experimentado una fuerte crecida a raíz de unos comentarios de su CEO

La astuta jugada de Elon Musk que ha disparado a Tesla en bolsa

Un concesionario de Tesla en Alemania EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 00:59

El fundador y CEO de Tesla, Elon Musk, ha publicado en las pasadas horas una carta para sus empleados en la que ha confirmado que tiene intención de retirar de la bolsa a la compañía, como también se ha podido comprobar en un tuit escrito por él mismo en su perfil de Twitter. Musk ha asegurado que "como empresa en bolsa, estamos sujetos a cambios salvajes en el precio de nuestras acciones, que pueden ser una distracción importante para todos los trabajadores de Tesla, quienes son todos accionistas".

Este movimiento realmente esconde la poca confianza que el fundador de Tesla deposita en sus inversores, quienes no creen en el proyecto de la empresa a largo plazo debido a que continúa sin ver beneficio e incluso duplica sus pérdidas en sus últimos resultados financieros. La empresa, no obstante, ya ha conseguido alcanzar un ritmo de producción de vehículos suficiente para ser económicamente rentable a medio plazo.

Al salir de la cotización en bolsa, Musk es consciente de que esa presión externa desaparecería, y considera así que sería óptimo para la empresa, sin tener que rendir cuentas de ningún tipo cada tres meses. Pero eso no es lo único que conseguiría porque, de hecho, la primera consecuencia y posiblemente la que las palabras del CEO de Tesla escondían ha sido una crecida del valor bursátil de la compañía del 11% al cierre del parqué de Wall Street. Las acciones de la compañía se encuentran ahora a casi 380 dólares cada una, a menos de 10 dólares del máximo alcanzado por la empresa en septiembre.

Tesla se sitúa de este modo en un valor de mercado de 58.070 millones de dólares, unos 50.000 millones de euros tras realizar el cambio de divisa. Actualmente, la empresa dispone de un catálogo de tres vehículos: Model S, Model X y Model 3, con unos precios que oscilan entre los 90.000 y los 140.000 euros sin considerar el Model 3 que aún no se vende en nuestro país y que partirá desde los 35.000 euros, aproximadamente, para los bolsillos que no pueden permitirse un desembolso tan elevado que casi se acerca más al de un inmueble que al de un coche.

Etiquetas

Lo más