COPE

Última hora sobre el crimen de las niñas de Alcàsser: hallazgo inesperado

En el caso de localizar a Antonio Anglés, se le podría llevar a juicio porque el caso no prescribe hasta 2029

Última hora sobre el crimen de las niñas de Alcàsser: hallazgo inesperado

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:03

El crimen de las niñas de Alcàsser sigue siendo, después de 29 años, uno de los casos más mediáticos de la historia de la criminología española por su inimaginable brutalidad. Desde que fueron encontrados los cadáveres de Toñi, Miriam y Desirée, los agentes no han cesado en la búsqueda de Antonio Anglés, presunto autor de la muerte de las ‘niñas de Alcásser’ junto a Miguel Ricart, único condenado por el caso. Ahora, 29 años después una prueba de ADN puede dar un vuelco al caso.

Un extenso informe que ha presentado a la jueza instructora una de las acusaciones populares personadas en el caso del triple crimen detalla con una gran precisión cómo fue la huida de Anglés. Después matar a las niñas la noche del 13 de noviembre de 1992, Antonio Anglés se fugó hasta Valencia para hacerse un cambio estético. Durante los primeros meses de 1993, Anglés pasó por Cuenca y Portugal (probablemente vía Madrid), donde embarcó con destino a Dublín (Irlanda). Durante el trayecto fue identificado como un polizón y se lanzó al agua. Desde ese momento no se le ha vuelto a ver.

A partir de ahí, muchas fueron las teorías sobre su paradero, aunque ninguna se ha podido consolidar con la fiabilidad adecuada para seguir investigando con solvencia el crimen. Ahora, con 55 años, le llegaron a situar en América Latina donde podría estar llevando una nueva vida.

El hallazgo que puede cambiarlo todo

En el año 2006, unos pescadores encontraron los restos de un hombre no identificado en la isla de Lambay, situada frente a la costa norte del Condado de Dublín, Ahora, y tras la reconstrucción digital del cráneo, las autoridades han pedido ayuda para su identificación.

Cuando esta petición llegó a las autoridades españolas, la sorpresa fue mayúscula por su gran parecido con Anglés. La Policía española habría pedido que se coteje el ADN de este cráneo con el de Antonio Anglès para poder determinar su coincidencia y cerrar de una vez por todas el caso del crimen.

Tras comprobar que efectivamente el retrato robot era casi idéntico, las autoridades irlandesas ya trabajan en la extracción del ADN de los dientes. A pesar de todo esto, no están todo a favor de la resolución del caso porque el resultado de la investigación y los análisis pertinentes dependerá de la presión que ejerza la policía española sobre la irlandesa.

Este proceso, en condiciones normales, no debería de dilatarse mucho porque se trata de un proceso que no debe alargarse más allá de entre 15 y 30 días. Un plazo relativamente corto y del que la Policía española ya espera los resultados. De confirmarse la coincidencia, se daría por cerrado el caso y se retiraría la orden de búsqueda internacional que pesa sobre Antonio Anglés.

En el caso de que se pudiera dar con el paradero de Anglés, siempre que el resultado del ADN indique que los restos encontrados no pertenecen al asesino, se le podría llevar a juicio porque el caso no prescribe hasta 2029.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar