¿Taxistas con uniforme para competir con las VTC?

En ciudades como Alicante o Murcia, algunos chóferes unifican su vestuario para "mejorar su imagen" frente a Uber o Cabify

¿Taxistas con uniforme para competir con las VTC?

Taxistas de Alicante con el uniforme

Miguel Palazón
@MiguelPalazon

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05:52

Una camisa con corbata y un pantalón azul marino. Es la propuesta de una empresa alicantina, Marlo, para que los taxistas españoles compitan con los conductores de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) de Cabify o Uber en un terreno donde algunos creen que, de momento, pierden la partida: la imagen. Y es que los chóferes de estas empresas visten de etiqueta, además de los consabidos servicios de cortesía, como regalar una botella de agua a los clientes.

Algunos taxistas ya están comprando esta idea. "Creemos que lo idóneo es ir uniformados en nuestro sector", dice Raúl González, uno de los conductores de taxis que ya utilizan esta vestimenta. Trabaja en Alicante, ciudad donde unos 40 compañeros secundan esta iniciativa por "mejorar la imagen".

Aunque Raúl se lamenta de que en esta ciudad, con más de 500 taxistas, aún "son muy pocos" los que han decidido uniformarse. "Tarde o temprano tendremos que mejorar la imagen. Las instituciones nos lo impondrán si no lo hacemos nosotros", señala.

En la misma línea se expresa Sergio Navarro, presidente de Radio Taxi en Murcia: "Se sumará más gente". En ambos casos, las asociaciones de taxistas decidieron no imponer el vestuario. "La obligación no le gusta a nadie", señala Sergio. Pero, a su vez, la experiencia con los clientes desde que algunos como él se han decidido por el uniforme les dice que es el futuro: "Nos dicen que da mucho gusto vernos así. Nos toman más en serio. Ya no solamente por el uniforme, esto te imprime llevar el coche en impecables condiciones y mejorar el trato personal".

En Irún (Guipúzcoa), algunos conductores de taxi también se han sumado a la propuesta, aunque, en palabras de Aitor Herrero, presidente de la cooperativa Radio Taxi Bidasoa, allí se trata más bien de "una cuestión de comodidad" y no quieren obligar a su uso. También es cierto que, como él mismo explica, en el País Vasco llevan conviviendo "40 años" con las VTC -que no Uber o Cabify- y "de momento", la legislación autonómica les protege.

Otras iniciativas tienen que ver con la última tecnología y las aplicaciones móviles. Y es que en ciudades medianas como Alicante o Murcia al taxi le ha costado modernizarse, también en este ámbito. En esta última, por ejemplo, el sector está desarrollando, junto al gobierno regional, una app para ofrecer los mismos servicios que Uber y Cabify en el móvil: una previsualización del recorrido y una tarifa fija. "Al cliente le gusta saber lo que le va a costar", dice Sergio.

En cualquier caso, en estas ciudades las VTC aún no han llegado, aunque se prevé que poco a poco se instalen. Por eso, como dice Raúl, "la idea es ponernos el traje y la corbata e igualarnos a ellos". Y, claro, que ambas empresas cumplan con la cuota de 1 conductor por cada 30 taxis.

Lo más