COPE

CORONAVIRUS DEPENDENCIA (Crónica)

Siete meses ya de cierre de centros de día y "desesperación" en las familias

Siete meses después del cierre de los centros de día anejos a residencias en Cataluña, las familias están "desesperadas", como ha explicado a Efe Teresa, enfermera prejubilada, que cuida 24 horas al día a su marido, Ramón, un enfermo de alzheimer que "está dando pasos atrás" por la falta de atención especializada.,Los centros de día en Cataluña anejos a residencias, la gran mayoría, no han podido reabrir todavía pues el trasiego de los usuarios aumenta el

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:21

Lara Malvesí.

Siete meses después del cierre de los centros de día anejos a residencias en Cataluña, las familias están "desesperadas", como ha explicado a Efe Teresa, enfermera prejubilada, que cuida 24 horas al día a su marido, Ramón, un enfermo de alzheimer que "está dando pasos atrás" por la falta de atención especializada.

Los centros de día en Cataluña anejos a residencias, la gran mayoría, no han podido reabrir todavía pues el trasiego de los usuarios aumenta el riesgo de contagios en los geriátricos, lo que implica que son los cónyuges o hijos quienes están soportando una situación a la que la administración no da respuestas, explican.

"Es una situación desesperante que me está pasando factura a mí también, física y psicológica", ha explicado a Efe Teresa, que se ocupa día y noche de su marido, "cada vez más desorientado".

"Me resistí mucho hace un año a llevarlo al centro de día pero mi sorpresa fue que le gustaba estar allí y que mejoraba gracias a las actividades y los ejercicios cognitivos, y estaba más alegre", ha recordado.

Teresa explica que Ramón, al que detectaron alzheimer con solo 56 años, ha empeorado más en los últimos siete meses de confinamiento que en los últimos dos o tres años.

"No entiendo por qué un centro de día no es considerado un centro esencial por parte de la administración", ha lamentado Teresa, que denuncia que la atención geriátrica y los servicios de dependencia siguen "invisibilizados" y relegados en las prioridades políticas pese al drama vivido en sus centros con la COVID.

Ha explicado que las asistentes sociales solo le dan teléfonos de agencias para contratar a personal de atención domiciliaria. "Pero no se trata solo de lavarle o llevarle del brazo a pasear. Se trata de que tenga una atención adecuada a su enfermedad, una atención específica", ha enfatizado.

"Y no paro de pensar en los otros usuarios del centro de día que son mucho más mayores y con dolencias físicas graves. Por ejemplo, pienso en un señor de 83 años que tendrá en casa a su mujer, totalmente dependiente. ¿Cómo estarán sobreviviendo sin que nadie les ayude?", se ha preguntado.

Andrés Rueda, presidente de la asociación catalana de directores de centros y servicios de dependencia ASCAD ha explicado en conversación con Efe que la situación de muchas familias es "límite" y que la gestión pública en este asunto "está siendo un auténtico caos" ante el que la administración "se pone de perfil y no da soluciones".

Entre los grandes problemas que los geriátricos y servicios de dependencia en Cataluña están afrontado, según él, "están por un lado el cierre de los centros de día anexos a residencias y luego la falta de personal en los geriátricos a raíz de la política de cuarentenas de los colegios".

Rueda ha denunciado que el protocolo de cuarentenas de colegios implica que "muchas mujeres, que son la mayoría del personal, y las que se suelen quedar en casa cuando un hijo tiene que hacer cuarentena, no puedan trabajar y haya gran escasez de trabajadores".

"Los mayores perjudicados son las personas mayores y enfermos", ha llamado la atención Rueda, quien ha criticado que los protocolos para contactos en colegios no hayan tenido en cuenta las consecuencias para servicios esenciales como el suyo, cuyo personal "debería ser esencial también y requerido para no faltar a su puesto".

"La administración debería hacer algo, ¿o esperan que lo solucionemos solos como siempre?, ¿cuánto más estaremos así?, ¿cuando vuelva a haber muertos y estalle todo?", ha afirmado.

Por su parte, desde el departamento de Asuntos Sociales de la Generalitat han explicado a Efe que, dado que la mayoría de centros de día comparten espacios con residencias de ancianos, "no pueden abrir porque existe preocupación y prevención máxima para que no entren positivos a los geriátricos".

"Es cierto que muchos usuarios están pendientes de poder volver a esos centros de día, aunque también se da el caso de familias que tienen miedo a llevarlos de nuevo", han añadido las mismas fuentes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Reproducir
Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Escuchar