SeriesYonkis: Así surgió la mayor web de pirateo audiovisual de la historia de España

Corría el año 2008, cuando el nombre de una página web comenzó a expandirse como la pólvora en nuestro país. Su nombre era SeriesYonkis

Alberto García Sola, creador de SeriesYonkis.

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18 abr 2019

Corría el año 2008, cuando el nombre de una página web comenzó a expandirse como la pólvora en nuestro país. Era la comidilla de cualquier conversación de jóvenes que prefería ver películas a través de internet, y gratis, antes que pagar entradas de cine que, además, se solían calificar como “excesivamente caras”. Su nombre era SeriesYonkis, y lo que vino después ha sido calificado como el mayor escándalo de piratería en la historia de España. 

El portal había nacido un año antes a manos de Alberto García Sola, un estudiante de Ingeniería Informática por la Universidad de Murcia que también era becario de dicha facultad. Entre su ordenador personal y los de la universidad, García Sola mostraba en su página web enlaces a otras en las que se podían visualizar películas de manera gratuita. Nadie podía esperar el ‘boom’ que experimentaría el sitio web, pero, en pocos meses, decenas de miles de usuarios pinchaban continuamente en sus contenidos.

Hasta que llegó la primera demanda, y el juzgado número 1 de Murcia inició el 2 de junio de 2008 una causa penal contra SeriesYonkis. No obstante, y a expensas de que la justicia dirimiera, Alberto García Sola fundó la empresa Pousen SL en 2009 para administrar los derechos de SeriesYonkis. La web seguía creciendo y creciendo; lo que había surgido como el proyecto personal de un becario ya generaba decenas de miles de euros en ingresos. Así, en 2010, los empresarios Jordi Tamargo y David Martínez (de Burn Media SL) compran SeriesYonkis a Alberto García Sola por 610 mil euros. Sin embargo, un año después, estos venderían su 49% de Burn Media (que poseía a SeriesYonkis) a Alexis Hoepfner, quien pasó a administrarla en solitario hasta 2012, cuando la vendió a otra empresa llamada Imbfx SL.

Sin embargo, la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) y la Federación Antipiratería les venían siguiendo la pista a estos cuatro hombres debido a las numerosas denuncias de productoras que solían quedar en nada. ¿Los motivos? Se desconocía si eran los cradores los que subían los enlaces a las películas o eran los usuarios, y tampoco se sabía quién los colocaba en la web.

Ahora, la Fiscalía y la Guardia Civil han asegurado en el juicio contra SeriesYonkis que los acusados eran quienes subían los contenidos a los servidores externos y que, después, los ponían en el portal. Por su parte, los acusados siempre se han defendido alegando lo contrario, y que “enlazar a otras webs no supone un acto de comunicación pública ni una ilegalidad”.

En este juicio a la mayor web de pirateo de la historia de España, se les acusa de suponer un perjuicio de 546 millones de euros. En los últimos días, el fiscal ha pedido cuatro años de prisión para cada uno de los cuatro acusados y el pago de una indemnización de 167 millones de euros a las productoras que supuestamente resultaron perjudicadas por la actividad de SeriesYonkis. 

Lo más