Más directos

Nace por cesárea la hija de una mujer que llevaba cuatro meses en muerte cerebral

Nunca una paciente con muerte cerebral había permanecido con un soporte vital artificial durante tan largo período de tiempo

Nace por cesárea la hija de una mujer que llevaba cuatro meses en muerte cerebral

 

Corresponsal de COPE en Berlín

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:34

Una madre en estado de muerte cerebral dio a luz ayer, por cesárea, a una bebé que pesa 2 kilos y 100 gramos, sana y con toda una vida por delante. A pesar de que se anteriormente se habían registrado unos 20 casos en el mundo, nunca una paciente con muerte cerebral había permanecido con un soporte vital artificial durante tan largo período de tiempo para poder dar a luz a un bebé sano. La madre, de 27 años de edad y con pocas semanas de embarazo, sufrió un derrame cerebral el pasado 21 de abril y llegó a la sección de urgencias del Hospital Universitario de Brno, en la República Checa. Tras ser inducida al coma y en el transcurso de 117 días, el equipo de rescate, incluidos médicos, enfermeras y personal de la Clínica de Obstetricia y Ginecología, y la Clínica de Anestesiología, Reanimación y Medicina Intensiva han logrado mantener las condiciones adecuadas para el desarrollo completo del feto en el útero hasta el parto.

“Una de las cosas más difíciles de manejar, aparte del estado de la madre, fueron las infecciones frecuentes", ha declarado el doctor Roman Gálof sobre procesos infecciosos que han aparecido en cuatro ocasiones durante estos meses y que  requirieron el uso de un tratamiento ATB. “Los medicamentos que utilizamos fueron cuidadosamente seleccionados con la vista puesta en el feto en crecimiento; los efectos teratogénicos tuvieron que descartarse", ha explicado, insistiendo en el intenso trabajo de equipo entre varios departamentos del hospital para sacar adelante la vida del bebé.

"Creo que es un caso muy interesante debido a la longevidad de la condición de muerte cerebral de la paciente, por la que lamentablemente no podíamos ya hacer nada, y al final exitoso del embarazo después de 34 semanas. La niña recién nacida mide 42 cm y ha respondido bien a todos los test, lo cual nos ha alegrado muchísimo a todos, pero especialmente a la familia, que lo está viviendo como un milagro". Después de la cesárea y con consentimiento de los familiares, la mujer ha sido desconectada del soporte vital y ha sido declarada muerta.

Un caso similar se había dado anteriormente en Portugal. Después de sufrir un ataque de asma y de haber estado tres meses en estado de muerte cerebral, la portuguesa Catalina Sequeira fue madre de Salvador, después de casi 32 semanas de gestación, por cesárea y en el Hospital de São João de Oporto. Estos casos suponen para los médicos el reto de mantener los órganos viables, garantizar la estabilidad hemodinámica, respiratoria, metabólica y así evitar la disfunción de la hipófisis y los trastornos metabólicos.

Lo más