COPE

Los pacientes masculinos con cáncer de mama presentan alta prevalencia de factores de riesgo de enfermedad cardíaca

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:47

Los pacientes masculinos con cáncer de mama tienen una alta prevalencia de afecciones cardiovasculares, según un pequeño estudio de esta rara población de pacientes, presentado en el curso virtual de Avances en la atención cardiovascular del paciente oncológico del Colegio Americano de Cardiología.

"Debido a la rareza del cáncer de mama masculino no existen datos cardiovasculares procedentes de ensayos clínicos más amplios ni de estudios poblacionales. La falta de datos de gran tamaño hace que sea aún más importante individualizar la evaluación y el tratamiento cardiovascular en función del perfil de riesgo cardiovascular oncológico, terapéutico y preexistente de cada paciente para apoyarlo durante el tratamiento del cáncer hasta la supervivencia", explica Michael Ibrahim, estudiante de cuarto año de Medicina en la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, y uno de los autores del estudio.

Investigadores del Georgetown Lombardi Comprehensive Cancer y el MedStar Washington Hospital Center en Washington llevaron a cabo una revisión retrospectiva de los cuadros de 24 pacientes masculinos con cáncer de mama evaluados en los centros médicos. Los pacientes tenían entre 38 y 79 años, el 42% eran afroamericanos, el 29% caucásicos, el 4% hispanos y el 25% de otra etnia. La mitad de las pacientes tenía antecedentes familiares de cáncer de mama.

La mayoría de los pacientes (79%) tenían carcinoma ductal invasivo, que es el tipo más común de cáncer de mama. El carcinoma ductal invasivo ocurre cuando el cáncer se originó en los conductos mamarios y se diseminó al tejido mamario circundante.

Todos los pacientes se sometieron a una mastectomía, mientras que el 4% recibió quimioterapia con antraciclinas, el 8% recibió terapia dirigida a HER2, el 16% recibió radiación y el 71% recibió terapia hormonal. Seis pacientes fueron diagnosticados con una neoplasia maligna primaria secundaria y tres con una tercera neoplasia maligna primaria.

Los investigadores encontraron que el 88% de los pacientes tenían sobrepeso, el 58% tenía presión arterial alta y el 54% tenía colesterol alto. La taquiarritmia, o una frecuencia cardíaca anormalmente aumentada, preexistió en el 8% de los pacientes y se desarrolló en el 13% de los pacientes durante el tratamiento.

Se encontró que dos pacientes tenían una fracción de eyección disminuida o una disminución en la cantidad de sangre que bombea el corazón con cada latido. Dos pacientes desarrollaron insuficiencia cardíaca, una afección crónica en la que el corazón no bombea sangre tan bien como debería, después del tratamiento.

"Lo similares o diferentes que son los pacientes con cáncer de mama masculinos y femeninos es la pregunta fundamental sin respuesta. A diferencia de la mayoría de las otras afecciones médicas, los datos sobre el cáncer de mama provienen de pacientes femeninas. Extrapolamos la evidencia de pacientes femeninas con cáncer de mama o de la edad correspondiente población general masculina, y aplicarlo a la atención cardiovascular para pacientes masculinos con cáncer de mama", explica Ibrahim.

"Sin embargo, en realidad, no sabemos realmente la diferencia --prosigue--. Por ejemplo, la edad promedio de los pacientes masculinos con cáncer de mama es mayor que la de las mujeres. Una población mayor podría significar más comorbilidades cardiovasculares. Más comorbilidades podrían requerir series más completas y frecuentes supervisión", añade.

Según los investigadores, la alta prevalencia de afecciones cardiovasculares en pacientes masculinos con cáncer de mama requiere más investigación para comprender mejor el riesgo de enfermedad cardíaca preexistente en los resultados a largo plazo de estos pacientes. Los hallazgos también destacan la necesidad de que los cardiólogos y cardio-oncólogos participen en el tratamiento del cáncer de mama masculino debido a los factores de riesgo comunes y los posibles efectos cardiotóxicos del tratamiento del cáncer de mama.

Ibrahim agrega que "el campo de la cardio-oncología está bien posicionado para garantizar que los cardiólogos y oncólogos trabajen en estrecha colaboración para abordar las inquietudes oncológicas y cardíacas de los pacientes".

Sin embargo, considera que "los cardio-oncólogos o cardiólogos deben prestar mucha atención al plan de tratamiento propuesto y ser parte de un equipo multidisciplinario de atención oncológica para evaluar el riesgo cardiovascular de los pacientes antes y durante el tratamiento del cáncer".

Ibrahim añade que, "en un plano más personal, los pacientes con cáncer ya se ven sorprendidos por su diagnóstico de cáncer. De forma similar a la consulta previa al tratamiento con oncología radioterápica, cirugía mamaria y oncología médica, una evaluación previa del riesgo cardiovascular proporciona mayor comodidad y minimiza aún más la sorpresa psicológica con las complicaciones cardiovasculares al entrar en el tratamiento del cáncer".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo