COPE

Los alumnos de bachillerato afrontan, por segundo año, una selectividad atípica: "Jamás imaginé algo así"

Las comunidades ya han puesto fechas para la selectividad y los estudiantes de segundo de bachillerato deberán hacerla frente con todo un abanico de restricciones

Audio

Ana Obiol, estudiante de segundo de bachillerato en el IES Ramon J. Sender, en Fraga (Aragón)

Redactor de COPE.es

Madrid

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 23 abr 2021

Comienza la cuenta atrás para los alumnos de segundo de bachillerato de toda España afronten uno de los momentos cruciales de su vida. Con la pandemia de coronavirus y las restricciones decretadas desde el Gobierno para contener el virus, los jóvenes no han dejado de preparar las pruebas que los van a permitir acceder a la Universidad.

Las comunidades autónomas ya han puesto fecha a la celebración de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). La primera región en convocar a sus alumnos será Murcia y los estudiantes de Andalucía, Ceuta y Melilla serán los que más tardes lo hagan. En cualquier caso, desde principios hasta mediados de junio, los alumnos de segundo de bachillerato se enfrentarán a estas pruebas.

Los jóvenes que se preparan para la EBAU parten con un abanico de restricciones más amplio y el curso se ha basado, en mayor medida, en las clases presenciales y, en muchos casos, semipresenciales, lo cual es una desventaja para muchos de ellos.

¿Cómo se preparan los alumnos para los exámenes de EBAU?

César Castañeda estudia en el Instituto Calatalifa de Villaviciosa de Odón, en Madrid, y tal y como ha contado a COPE.es le gustaría hacer un doble grado de Derecho y Ciencias Políticas. Su deseo es trabajar en algún organismo gubernamental o internacional. César nos ha contado cómo se están preparando: “Como todos los años y nos machacan mucho con el tema de la EBAU en la cabeza todo el día. Así que en ese sentido, bastante normal”, ha explicado el joven.

Ainoa Rodríguez es otra de los miles de jóvenes que también se están preparando para la prueba. Ella estudia en el instituto público Carlos III, en la provincia de Toledo, y su intención es estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de Granada. “Ahora estamos repasando todos los temas, con profesores particulares y haciendo exámenes de mi comunidad de selectividad de otros años”, nos ha contado. No obstante, en su caso se han impartido las clases de forma presencial. “Ha sido mejor de lo que esperaba para la situación sanitaria que tenemos. Hemos podido estar al cien por cien en las clases y a la hora de estar con el profesor es un punto a favor”, ha opinado la joven de Toledo.

Audio

Ainoa Rodríguez, estudiante de segundo de bachillerato en el IES Carlos III, en Toledo.

Ana Obiol estudia en el instituto público Ramon J. Sender, en la ciudad de Fraga (Aragón) y su mayor sueño es estudiar periodismo. Ella considera que “se está preparando como todos los años”. En este sentido, sí habla de la ventaja de que el formato de la EBAU 2021 será igual al que se aplicó el año pasado. “Lo estamos afrontando como todo el mundo. Si fuera el mismo formato soy partidaria de se se tiene que afrontar sin miedo. Son tres días de nada. Es menos que segundo de bachillerato”.

En la Comunidad Valenciana, los estudiantes también se preparan al máximo para estas pruebas. En el Colegio Gran Asociación, en Valencia, Candela Iglesias, quien quiere estudiar Educación Social y Magisterio en la Universidad Católica de Valencia, asegura que practican "exámenes de años anteriores y en una hora y media para preparar a la vez el tiempo". Lo mismo nos cuentan sus compañeras de clase Elena Bolós, Gabriela Ríos y Dulce Raga. "Casi semanalmente tenemos como trabajo un modelo de selectividad de cada asignatura para hacerlo y después corregirlo", nos ha contado Elena.

"El curso se divide en tres evaluaciones, en las que en cuatro días nos examinamos de todas las asignaturas, de los temas correspondientes", ha explicado Dulce. "Previo a estas evaluaciones, realizamos unos parciales durante unas 2 o 3 semanas; las preevaluaciones. Estos parciales nos sirven para hacernos media con el global. Y además poder ir mejor preparados al haber estudiado la materia con antelación".

El hándicap de las clases semipresenciales

El instituto de César, público, imparte las cases de forma semipresencial. “Vamos un día sí y uno no”, ha indicado. No obstante, ha criticado que las clases online no son todo lo productivas que uno podría esperar. “Es un paripé”, ha dicho. En este sentido, también se ha referido a los problemas técnicos que puede haber. “No vamos en igualdad de condiciones”.

“No ha habido muchas facilidades, sino más bien complicaciones. Es más difícil desde casa”, ha remarcado y, en muchos casos, los alumnos deben prepararse los contenidos por su cuenta. “Eres productivo en el instituto y nada en casa. La visión general es que somos menos productivos porque no llevas una rutina estable”.

Si bien es cierto que los centros educativos han hecho todo lo que podían para dar todas las facilidades posibles a los alumnos, ellos no han dejado pasar los problemas que ha habido desde comienzo del curso. En el caso de César, hasta finales del primer trimestre no tenían cámaras en las aulas y suele haber problemas técnicos. “No se ha dotado a los centros de recursos desde el primer momento”, ha dicho. “La EBAU es optativa pero claro, lo es para la gente que ha ido todos los días a clase y para los que no también”, algo que, a su juicio, es una desventaja para muchos de ellos.

Audio

César Castañeda, estudiante de segundo de bachillerato en el IES Calatalifa, en Villaviciosa de Odón (Madrid)

La joven de Toledo, Ainoa, también ha querido añadir que “a la hora de hacer trabajos y tareas” sí se les están dando ciertas facilidades. “En vez de dárselos en papel, podemos mandarlos y el profesor verlo, corregirlo y devolver el archivo marcando los errores”.

Ana, por su parte, a pesar de haber impartido las clases en un centro público, tan sol ha tenido dos semanas con clases semipresenciales. “Las dos primeras. Iba un día sí y uno no. Luego clases presenciales nos hemos quedado en presencial desde octubre”, ha apostillado. “No puedo hablar mucho de la docencia online porque apenas estuve en ese formato”. No obstante, la joven aragonesa ha admitido que ha sido “una época difícil” y se considera una afortunada por haber impartido las clases de forma presencial. “En otras comunidades no sé cómo funciona”.

Candela asegura que durante el mes de septiembre, las clases fueron semipresenciales. No obstante, gracias a unas obras de remodelación en el centro, pudieron ampliar las aulas. "No es lo mismo una clase online que una presencial, puesto que en clase es mejor. Si tienes alguna duda o te equivocas pueden corregirte y ayudarte y porque se suele atender más", ha asegurado. Su compañera Gabriela ha explicado que con la docencia online "no nos prepararían tan bien como con la presencial". En este sentido cree que, además, "podrían afectar a la nota de todo, especialmente porque no estaríamos tan centrados como en las clases presenciales".

Los problemas de la pandemia

La joven valenciana, Dulce Raga, ha lamentado como aspecto negativo que las restricciones los ha perjudicado de alguna forma. "Se nos han aplicado, como el no poder, durante algunos meses, estar en una terraza comiendo para despejarte con tus amigos. Siempre era, por regla general, del colegio a casa, y de casa al colegio". Además añade: "Nosotros, ni siquiera pudimos acabar primero de bachillerato, y por lo tanto se nos quedaron muchas cosas pendientes por dar".

No obstante, no todo ha sido tan negativo. Para la joven, que quiere cursar Magisterio en la Universidad Católica de Valencia, destaca que "al acabar el año pasado de esa manera, nos ha podido subir mucho más la media de bachillerato, y eso cara a la carrera que se elija para tu futuro, se agradece, además de tener la suerte de que la PAU, como el año anterior vaya a ser mas fácil".

Su compañera Gabriela , estudiante de segundo de bachillerato de Ciencias Tecnológicas, ha asegurado que nunca hubiera imaginado tener que realizar estas pruebas durante una pandemia: "No imaginé que fuera posible". Por ello, se ha referido a la preocupación por el hecho de que las pruebas Sean más difíciles".

Elena, quien quiere estudiar magisterio, ha seguido en la línea de Gabriela. "Nadie se esperaba una cosa así", ha asegurado. "Ha venido en un momento muy decisivo para todos y nos ha pillado desprevenidos". La pandemia de coronavirus, que ha pillado por sorpresa a muchos estudiantes, no ha dejado de ser un problema para desarrollar las clases con normalidad pero muchos de ellos, como Elena, prefieren mantener la calma: "Es algo que no esta en nuestras manos y preocuparse por ello es inevitable pero incoherente".

La prueba de fuego para los alumnos

César nos ha contado que, por ahora, ya han recibido ciertas indicaciones de cómo se van a llevar a cabo las pruebas y ha defendido que desde el instituto “han hecho todo lo que han podido, todo lo que estaba en su mano” y que dentro de las circunstancias los han preparado “medianamente bien”. No obstante, tal y como ha asegurado, es probable que muchos alumnos realicen las pruebas de acceso a la universidad con gente de su instituto.

“Desde el minuto uno nos hablaron de ello”, ha añadido por su parte Ainoa y nos ha dado algunos detalles específicos sobre las pruebas finales y la forma en la que deberían llevarse a cabo. El mayor miedo para la joven es, sin embargo, “que de aquí a junio empeore la situación y se retrasen las pruebas”.

La joven aragonesa, Ana, ha asegurado que la EBAU ha sido, desde el primer día, el asunto del que más se ha hablado. “Hemos visto todos los exámenes que existen desde 2010”. En este sentido, Ana ha asegurado que en los pasillos de su centro hay diversos carteles protocolarios con normas las normas que se aplicarán durante las pruebas. En cuanto a la covid-19, “mascarilla, gel a cada rato y ya”. No obstante, ella ha admitido estar tranquila. “En Aragón nos han asegurado que va a ser igual que el año pasado”.

En Valencia también conocen los protocolos y los han trasladado que los exámenes "serán el mismo modelo que el año pasado". Dulce, por su parte, añade que los protocolos serán los mismos. "Menos mal...".

En cualquier caso, los alumnos de segundo de bachillerato comienzan la cuenta atrás para uno de los momentos decisivos de su vida. A tan solo unas semanas de que lleguen las pruebas que decidirán su futuro, ellos afrontan con nervios pero también con esperanza e ilusión, una EBAU marcada por las restricciones por la pandemia de coronavirus pero con la misma cantidad de trabajo que sus compañeros de años anteriores.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar