Boletín

Sin control el incendio de Gran Canaria que afecta ya a 1.000 hectáreas

En la extinción del fuego trabajan más de 200 personas y cinco helicópteros y dos bomberos han resultado heridos

La UME trabajando en labores de extinción del incendio de Gran Canaria durante la noche

La UME trabajando en labores de extinción del incendio de Gran Canaria durante la noche 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:00

El incendio forestal que se declaró el sábado en la cumbre de Gran Canaria afecta ya a más de mil hectáreas y sigue sin poder ser controlado, ha dicho el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. 

En la extinción del fuego trabajan más de 200 personas y cinco helicópteros aunque en las próximas horas se incorporaran otros cinco medios aéreos y un hidroavión que el Ministerio de Transición Ecológica envía desde Málaga.

Torres ha afirmado que también desde Andalucía enviará refuerzos la Unidad Militar de Emergencias.

Esta mañana se incorporaba diez medios aéreos a las labores de extinción del incendio forestal que afecta a una superficie de 900 hectáreas de los municipios grancanarios de Artenara, Tejeda y Gáldar, ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias y Seguridad de Canarias.

Se trata de nueve helicópteros de distintas administraciones (Estado, Gobierno de Canarias y Cabildo de Gran Canaria) y un avión.

Por tierra más de cien efectivos trabajan en la extinción del fuego y por la noche se incorporaron a estas labores 30 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Según Cecoes, los flancos del fuego avanzan hacia la Cuenca de Tejeda y el Pinar de Tamadaba.

El fuego comenzó sobre las 12.00 horas de ayer en la zona de Juncalillo, en el municipio de Artenara, y al parecer la causa del mismo ha sido unos trabajos con maquinaria de soldadura que estaba realizando un hombre de 55 años que ha sido detenido por la Guardia Civil.

Aunque en un principio se confió en una rápida estabilización del mismo y de hecho estaba en un 85 por ciento de su perímetro estabilizado, durante la noche los diferentes focos se han reavivado y el fuego está sin control.

Una docena de pequeños núcleo poblacionales han sido desalojados durante la noche como medida preventiva ante la cercanía del fuego.

Lo más