Boletín

INFANCIA INFORME

Estiman que 24 millones de niños necesitan apoyo psicológico por las guerras

La organización Save the Children calcula que más de 24 millones de niños y niñas de los 142 millones de menores que viven en zonas de conflicto "de alta intensidad" necesitarán apoyo psicológico en el futuro y reclama aumentar los ahora "insuficientes" recursos destinados a procurarlo.,La ONG ha denunciado este miércoles que uno de los espacios "olvidados" al tratar sobre las guerras es el referido a la salud mental de los niños expuestos a ellas, al presentar en Bilbao s

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:12

La organización Save the Children calcula que más de 24 millones de niños y niñas de los 142 millones de menores que viven en zonas de conflicto "de alta intensidad" necesitarán apoyo psicológico en el futuro y reclama aumentar los ahora "insuficientes" recursos destinados a procurarlo.

La ONG ha denunciado este miércoles que uno de los espacios "olvidados" al tratar sobre las guerras es el referido a la salud mental de los niños expuestos a ellas, al presentar en Bilbao su informe "El camino hacia la recuperación: respondiendo a la salud mental infantil en contextos de conflicto".

La entidad evidencia que desde 2010 la cantidad de menores que viven en zonas de conflicto ha aumentado un 37 % y la cantidad de violaciones graves de las que han sido víctimas, como asesinatos y mutilaciones, reclutamiento para integrar fuerzas armadas y violencia sexual, lo ha hecho en un 174 %.

El director de Internacional y Programas Humanitarios de Save the Children, David del Campo, ha destacado que las guerras están cambiando y son cada vez más cruentas, incluyendo como estrategia el daño a la infancia "de forma planificada".

Como ejemplo, ha dicho que hay intencionalidad en la destrucción o inhabilitación de 2.200 escuelas en Siria y que "tampoco es casual" que en Yemen más de 400.000 niños sufran una situación de malnutrición "severa aguda", debido a "un bloqueo humanitario para hacer daño a la población civil".

Del Campo ha afirmado que en estos contextos, el daño sobre la salud mental de los menores es "invisible".

"Imagínense -ha instado Del Campo refiriéndose a esas "heridas invisibles"- a un niño de 7 años, que durante los últimos cuatro en Siria la banda sonora que escucha son bombardeos, morteros... y las imágenes que ve son vecinos mutilados, que mueren, o niños de su edad que pierden una mano, una pierna, mueren...".

El informe de Save the Children incluye algunos testimonios de estos niños: "Tengo muchas pesadillas sobre todo lo que vi el día que huimos de nuestra aldea", señala en uno de ellos Alia, de 16 años, de Birmania.

"Cada vez que veía un avión creía que nos iba a bombardear. Tenía muchísimo miedo...", relata en otro Sammy, de 12 años y de Irak.

Muchos de estos niños también son separados de sus padres. En 2017, según la ONG, unos 173.800 niños y niñas se quedaron solos o fueron separados de sus familias debido a conflictos armados y más de 8.000 fueron secuestrados, reclutados y usados en fuerzas armadas.

El representante de la ONG ha señalado que debido al "estrés tóxico" que pueden sufrir, estos menores reaccionan de distintas maneras: "Niños de 14 años -ha indicado a modo de ejemplo- retroceden diez años de golpe y empiezan a hacerse pis, a no dormir por las noches", a sufrir "pánicos, psicosis...".

Ante ello, Save the Children denuncia que los recursos son insuficientes para paliar este problema. Según su análisis, solo el 0,14 % de toda la ayuda oficial para el desarrollo entre 2015 y 2017 se destinó a la asistencia en salud mental infantil.

La organización quiere que la Asamblea General de la ONU de este mes incluya este asunto en su agenda, al considerar que representa una oportunidad para lograr de los países implicados un aumento de la financiación destinada al apoyo psicológico a estos menores.

La ONG también reclama que impulsen la creación de una diplomatura sobre salud mental para atender a estos niños ante la escasez de especialistas existente. "Ahora en Siria para seis millones menores de 18 años desplazados, hay 15-20 psiquiatras disponibles", ha denunciado Del Campo.

El informe citado incluye recomendaciones a la comunidad internacional y también al Gobierno de España, al que Save the Children pide que siga trabajando en favor de que las escuelas en zonas de conflicto sean espacios seguros y no objetivo militar, que suspenda la venta de armas a países en conflicto y que exija la rendición de cuentas para los responsables de violaciones contra la infancia.

Lo más