EXT-JORNADA ESCOLAR (Análisis)

En España ocho de cada diez colegios tienen jornada escolar intensiva

En España casi ocho de cada diez colegios públicos de Infantil y Primaria tienen jornada intensiva, y casi todos los institutos también, un horario establecido en función de las necesidades del profesorado y los padres pero que nunca ha tenido en cuenta las consecuencias para los alumnos.,Ahora, la Asociación Valenciana de Pediatría (SVP) -apoyado por la Asociación Española de Pediatría, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa)

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:51

Macarena Baena

En España casi ocho de cada diez colegios públicos de Infantil y Primaria tienen jornada intensiva, y casi todos los institutos también, un horario establecido en función de las necesidades del profesorado y los padres pero que nunca ha tenido en cuenta las consecuencias para los alumnos.

Ahora, la Asociación Valenciana de Pediatría (SVP) -apoyado por la Asociación Española de Pediatría, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) y la Fundación Jaime Bofill, entre otros expertos-, se ha pronunciado a favor de la jornada escolar partida porque "mejora el rendimiento de los niños y adolescentes".

EL HORARIO LO DECIDE CADA CENTRO

En España, las competencias en Educación están transferidas a las comunidades, que son las que legislan sobre la jornada escolar. Y cada centro tiene autonomía para decidir la suya, con la participación del consejo escolar, el claustro de profesores y el censo de las familias.

La imposición de una u otra "no es un debate en términos pedagógicos" al no existir "estudios concluyentes" que apunten qué tipo de horario mejora el rendimiento, sino que es "social, pues afecta principalmente a la conciliación de la vida laboral y familiar", reconocen a Efe desde la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana.

AVANCE DE LA JORNADA CONTINUA

En España tradicionalmente había jornada partida pero, desde hace años, en algunos casos décadas, cada vez son más los centros que apuestan por la continua, por lo general promovida por el profesorado que alega, además de su derecho a conciliar, que el rendimiento de los niños es menor por las tardes.

"Los docentes también somos padres y madres. Somos educadores y tenemos nuestras necesidades de conciliar", señala a Efe el secretario general de la Confederación STES-Intersindical (sindicato más representativo entre los docentes no universitarios), Pedro del Pozo.

El horario partido "lo único que hace es extender la jornada escolar sin ningún sentido pedagógico", asevera.

El secretario general de la Enseñanza de CCOO, Francisco García, niega que existan evidencias sobre si la jornada intensiva es mejor o peor para el bienestar del alumnado y apuesta por realizar una consulta con familias y docentes.

Insiste en que los colegios no se cierran tras finalizar la jornada lectiva ya que tienen la obligación de ofrecer actividades extraescolares y que, en algunos casos, los profesores tienen que ir una tarde para atender a familias o para tareas de coordinación.

El presidente de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), Nicolás Fernández, cree que es un asunto controvertido y apuesta por respetar la autonomía de los centros.

LA JORNADA ESCOLAR POR COMUNIDADES

En el caso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato, la jornada intensiva está implantada en prácticamente todos los centros públicos y concertados y en todas las comunidades autónomas.

Es en los centros de Educación Infantil y Primaria donde hay más diferencias y son el País Vasco y Cataluña las únicas regiones en las que la jornada intensiva no ha conseguido abrirse paso.

Así, en el País Vasco, todos los centros de Primaria -públicos y privados- tienen jornada partida mientras que solo un tercio de los de Secundaria concentran las asignaturas por la mañana y por la tarde ofrecen charlas o reuniones con los padres.

En Cataluña casi todos los centros de Primaria trabajan con jornada partida al igual que ocho de cada diez centros de Secundaria.

En el resto, la jornada intensiva está implantada en todos los centros de Primaria de Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura.

El porcentaje es de entre el 70 y el 90 por ciento en Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Galicia, La Rioja y Murcia.

Y las que menos colegios con jornada intensiva tienen son Aragón, Madrid, Navarra y Valencia dónde el porcentaje varía entre el 45 y el 65 por ciento.

No obstante, la mayoría de los centros escolares están obligados a permanecer abiertos hasta las 17 horas, a ofrecer servicios de comedor -aunque en algunos centros ya han desaparecido por la baja demanda al no haber clase por la tarde- y actividades extraescolares, que suponen un desembolso añadido a las familias.

Lo más