SANIDAD OPOSICIONES

Enfermeros que alquilaron un avión privado para opositar logran plaza

La historia de los cuatro enfermeros que viajaron entre Galicia y Madrid en avión privado hace ahora apenas seis meses para poder presentarse a los exámenes de oposición en ambas comunidades ha tenido final feliz, pues tres de ellos han conseguido plaza en Galicia, y el cuarto está pendiente de saber si lo logra.,Una de las opositoras, Mercedes Gómez, ha contado a Efe que el esfuerzo ha merecido la pena, después de encadenar varios años contratos en precario e interinidade

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:00

La historia de los cuatro enfermeros que viajaron entre Galicia y Madrid en avión privado hace ahora apenas seis meses para poder presentarse a los exámenes de oposición en ambas comunidades ha tenido final feliz, pues tres de ellos han conseguido plaza en Galicia, y el cuarto está pendiente de saber si lo logra.

Una de las opositoras, Mercedes Gómez, ha contado a Efe que el esfuerzo ha merecido la pena, después de encadenar varios años contratos en precario e interinidades. Durante todo este periplo, se ha presentado a exámenes en varias comunidades y ha firmado decenas de contratos.

"Ha sido la mejor inversión de mi vida", ha resumido esta profesional, que además tiene la suerte de poder trabajar cerca de su casa, en concreto, en el hospital de Verín, centro que está inmerso en plena polémica por el cierre del paritorio.

El viaje, en el que invirtieron parte de sus ahorros, saltó a los medios después de que este grupo decidiese urdir un plan que les permitió finalmente ir a Madrid y horas después a Silleda, en Pontevedra, y así presentarse en dos oposiciones en el mismo día. Invirtieron parte de sus ahorros.

En dicha convocatoria, se ponían a disposición cerca de 20.501 plazas en toda España por lo que aumentaban sus posibilidades en caso de presentarse en varias comunidades autónomas distintas como finalmente hicieron.

Una vez elegidos destinos, Madrid y Galicia, los cuatro optaron por alquilar un avión privado, en una maratoniana jornada que comenzó a las 7.30 horas, en Madrid; ir al examen, que además empezó con retraso, y coger un taxi al aeropuerto, donde finalmente tomaron el avión para viajar a Galicia.

Todavía sorprendida como el resto de compañeros de viaje por el revuelo causado en los medios, Gómez afirma que todo esto "les ha cogido de imprevisto".

Con todo, visto el resultado, remarca que todo el esfuerzo realizado -tanto económico como de estudios- ha tenido finalmente su "recompensa".

Considera que si uno se prepara bien y "apuesta fuerte" por algo puede conseguir su objetivo, por lo que anima a todo aquel que quiera -y pueda- a "ir a por todas" y "no cerrarse puertas".

En su caso, natural de Amoeiro, un pequeño ayuntamiento de Ourense, su alegría es doble al trabajar en la provincia. Su objetivo final añade, es, cuando pueda elegir destino, pedir plaza en Ourense.

Lo más