Un aspirante a la Guardia Civil: "Un año de constancia y esfuerzo para cumplir un sueño"

Alejandro, alumno del Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada”, cuenta cómo ha vivido la preparación para el examen de la oposición

Audio

 

Laura González

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13 jul 2019

Octubre de 2018. El Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada”, en Valdemoro, abría sus puertas para recibir a los nuevos alumnos, todos ellos hijos de guardias civiles. El mes anterior cada aspirante tuvo que superar unas pruebas físicas, un examen psicotécnico y un reconocimiento médico, para poder acceder al Colegio. De los casi 1.000 jóvenes que se presentaron, solo 250 obtuvieron su plaza.

En ese selecto grupo de alumnos se encuentra Alejandro Correa, un chico de 22 años que, aquel septiembre de 2018, con ganas y esfuerzo, superó las primeras pruebas que le han permitido acercarse, cada día más, a su sueño. A falta del examen más importante, la oposición para ingresar en el Cuerpo de la Guardia Civil que tiene lugar los días 13 y 14 de julio, el joven ha vivido el año más intenso y gratificante de su vida.

Alejandro ha contado a COPE.es, su experiencia en el Colegio de Guardias Jóvenes y ha explicado cómo les preparan para el examen.

Los ‘polillas’, como se les llamas a los hijos de los guardias civiles que entran en el Colegio, han estado un curso escolar preparándose académicamente y aprendiendo disciplina militar.

“Mi experiencia en el colegio me ha aportado muchísimas cosas, como el compañerismo y la disciplina, pero sobre todo constancia y esfuerzo” ha afirmado Alejandro.

Los alumnos están internos en el Colegio de Valdemoro de lunes a viernes y los fines de semana pueden dormir fuera de él, en función de su comportamiento y calificaciones. “Cada mes más o menos hacíamos un examen general orientado a la oposición y, dependiendo de la nota que sacaras, si era muy mala, solo podías salir un rato y no todo el fin de semana”, ha explicado el ‘polilla’.

La convocatoria de 2.210 plazas para realizar el examen oficial de ingreso a la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil, fue publicada en el BOE el 15 de mayo de 2019. Alrededor de 23.000 opositores tendrán que esforzarse por conseguir una de las plazas ofertadas: 1.151 para aquellos que se presentan por libre884 reservadas a militares profesionales de Tropa y Marinería 175 para el Colegio de Guardias Jóvenes.

El examen consta de una parte teórica dividida en 100 preguntas de conocimientos, 20 de inglés y varias preguntas de ortografía en las que solo están permitidos 10 fallos. Además, los aspirantes deben realizar unas pruebas psicotécnicas, una entrevista personal y unas pruebas físicas, estas últimas, en septiembre. 

Alejandro comenta que la “presión dentro del Colegio es mucho mayor” ya que, si este año no aprueban la oposición, el próximo año se tienen que presentar por libre y no pueden volver a entrar en el Colegio. “Apruebe o no, es una experiencia que he ganado y siempre tendré a mis compañeros y a la gente que he conocido ahí, que les considero mis amigos”, ha asegurado el joven.

Si todo sale según lo esperado y aprueba, el curso que viene volverá al colegio con muchos de sus amigos y compañeros y disfrutará un poco más, porque cree que “será un año mucho más bonito y relajado”, en el que estudiarán cosas más enfocadas a la Guardia Civil.

El esfuerzo y la pasión por las cosas son el motor para cumplir un objetivo en la vida y de eso, Alejandro no tiene ninguna duda. “Cuando uno se esfuerza tanto, lo único que quiere es aprobar y cumplir su sueño”, ha recalcado el chico.

Lo más