MEDICAMENTOS FALSIFICACIÓN

50.000 fármacos dispensados ya con el nuevo sistema que evita falsificaciones

Un total de 49.737 fármacos sujetos a prescripción han sido dispensados ya con el nuevo Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEveM) que las farmacias empezaron a aplicar el pasado sábado y que da "plena garantía" a los pacientes de que los medicamentos no han sido ni falsificados, ni manipulados.,El pasado 9 de febrero echó a andar este sistema, aprobado por normativa europea, que implica a los fabricantes, distribuidores y farmacéuticos para prevenir la entrad

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:22

Un total de 49.737 fármacos sujetos a prescripción han sido dispensados ya con el nuevo Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEveM) que las farmacias empezaron a aplicar el pasado sábado y que da "plena garantía" a los pacientes de que los medicamentos no han sido ni falsificados, ni manipulados.

El pasado 9 de febrero echó a andar este sistema, aprobado por normativa europea, que implica a los fabricantes, distribuidores y farmacéuticos para prevenir la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal.

No obstante, el director general de Farmaindustria y presidente de SEveM, Humberto Arnés, ha subrayado en una rueda de prensa junto a otros representantes de este sistema, que la falsificación en Europa es muy baja "y en España, prácticamente inexistente".

Los "pocos casos" que hay en España de falsificación "han venido unidos a compras por internet", ha añadido el secretario general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), Ángel Luis Rodríguez de La Cuerda, que ha abundado en que este sistema hace aún más seguro el acceso a la dispensación de los fármacos.

Tal y como ha explicado la directora general del SEVeM, María Ángeles Figuerola, con este sistema, los medicamentos que estén sujetos a receta médica tienen que estar provistos de dos dispositivos de seguridad.

El primero de ellos es el dispositivo antimanipulación en el embalaje exterior, que asegura que el envase no ha sido abierto a lo largo de la cadena y llega al paciente cerrado con el contenido que salió del fabricante.

El paciente es el que lo abre por primera vez, cualquier intento de manipular el envase o intentar abrirlo a lo largo de la cadena lo rompería, ha continuado Figuerola, quien ha explicado que el segundo de los dispositivos es un Datamatrix, un identificador único o código bidimensional, que identifica individualmente el envase.

Los identificadores únicos están guardados en las bases de datos que gestionan los organismos de verificación, como SEveM, en toda Europa, "de forma que en el momento de la dispensación se puede verificar que el numero de serie está activo si no se ha utilizado y cuando se va a dispensar se desactiva".

Según las estimaciones de Farmaindustria, las compañías farmacéuticas han incurrido en un coste global en las plantas españolas de unos 200 millones de euros derivado de la adaptación de las cadenas de producción a las exigencias del nuevo etiquetado.

La practica totalidad de las farmacias españolas utilizan este sistema desde el pasado sábado y ya han dispensado desde entonces un total de 49.737 medicamentos, según ha indicado el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Jesús Aguilar.

Durante unos meses, hasta que se agoten los fármacos con el etiquetado antiguo convivirán en las farmacias estos con los que con tienen las nuevas identificaciones, y ambos tipos mantendrán el cupón precinto.

Figuerola ha indicado que esto supone "un primer paso" en la digitalización del medicamento al que podrían seguir proyectos como la eliminación del cupón precinto.

Los representantes de SEveM se han felicitado por haber conseguido "en tiempo y forma" su puesta en marcha.

Lo más