COPE

Un mono confunde a un perrito con una de sus crías y lo cuida como si fuera suyo: así está ahora

Un perrito fue cuidado durante días por un mono de Malasia, que lo confundió con una de sus crías

ctv-9y4-1-47

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:56

Los macacos cola de cerdo sureños son unos animales relativamente habituales en Malasia, que causan diversos problemas a la población, en especial por su afición a robar comida y objetos de los vecinos de la zona. Son un tipo de monos de gran agilidad, con habilidad para escalar árboles y también para moverse por el agua, lo que los convierte en animales especialmente adaptados para la vida en todo tipo de terrenos.

La historia de este mono en concreto, de este macaco, ha sucedido en la localidad de Seri Kembangan, cerca de Kuala Lumpur, la capital del país del sudeste asiático. El mono en cuestión tenía la costumbre, como muchos otros, de sustraer objetos y comida de las personas y animales que habitan la zona, pero esta vez decidió secuestrar a un ser vivo.

Un pequeño perrito, al que su madre acaba de parir, fue robado por este macaco, que se subió con él a lo alto de un árbol, lejos de las miradas de personas y animales.

El perrito no paraba de chillar

En lo alto de aquel árbol y sujetado solo por los brazos de aquel macaco, el pequeño perrito no paraba de chillar. Los vecinos de la zona, al ver el sufrimiento del animal, decidieron tirarle piedras para intentar bajarlo del árbol, pero fue inútil.



El macaco se mantuvo inmune a los intentos de los locales por que soltara al perrito, y continuaba saltando de rama en rama con el animal en sus brazos, poniendo en riesgo su identidad física y aterrándolo.

Tras varios intentos, los habitantes de la zona decidieron recurrir a los petardos para asustar al mono y que dejara marchar al pequeño perrito. Pero la idea no fue del todo buena, ya que el mono, efectivamente dejó caer al cachorrito, que se precipitó al vacío desde lo alto del árbol.

El perrito está en adopción

Afortunadamente para el animal, la maleza amortiguó su caída y consiguió llegar al suelo sin ningún tipo de daño físico. Una usuaria de Facebook llamada Cherry Lew Yee Lee ha adoptado al animal, al que ha puesto el nombre de Saru, que significa mono en japonés.



El perrito fue llevado al veterinario, que explicó que el animal tiene alguna herida leve, pero su estado de salud es del todo correcto y no sufrirá ninguna secuela de su aventura en la selva a largo plazo. En apenas unos días de vida, el pequeño Saru ha pasado de perro callejero, a hijo de un macaco y a vivir en una familia humana. Toda una odisea.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar