Impulsado por la Diputación

Los municipios pequeños de la provincia, los primeros en adherirse al Plan de Empleo Conjunto

Los municipios pequeños de la provincia de Castellón están siendo los primeros en formalizar su petición de adhesión al Plan de Empleo Conjunto de las Administraciones Valencianas impulsado en la provincia por la Generalitat, la Diputación de Castellón y los ayuntamientos.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:28

Son muchos ya los ayuntamientos que han materializado ese trámite cuyo plazo concluye el próximo día 12 de septiembre. Esta iniciativa en la que la Diputación invierte 547.800 euros permitirá a los ayuntamientos y a las entidades locales vinculadas contratar a cerca de 1.000 desempleados.   El diputado de Promoción Económica, Vicent Sales, se ha mostrado optimista de la repercusión que tendrá sobre el empleo esta iniciativa. “La mayoría de las poblaciones castellonenses ya han mostrado su voluntad de participar en esta iniciativa y están concluyendo la documentación pertinente para la tramitación administrativa. Las expectativas de participación son por tanto muy buenas para una iniciativa que lo que pretende es, no sólo la creación de puestos de trabajo, sino también ayudar a los ayuntamientos a mejorar la prestación de servicios a sus vecinos. A través del esfuerzo conjunto por parte de la administración autonómica, provincial y local conseguiremos que castellonenses desempleados vuelvan a trabajar en nuestros pueblos”.   Cabe señalar que el Plan contempla ayudas de 1.800 euros por beneficiario y una contratación de duración de dos meses con un mínimo de 10 horas semanales para prestar obras y servicios de interés general o social. Fue en el pasado Pleno de la institución provincial, celebrado el día 29 de julio, cuando quedó aprobada la participación de la Diputación como beneficiaria de este Plan de Empleo Conjunto de las Administraciones Públicas Valencianas.   En ese sentido, el Plan de Empleo Conjunto de 2014 se dirige a los ayuntamientos y no a las empresas. Destaca en su planteamiento la agilidad de tramitación con la que se está llevando a cabo, más sencilla, de tal modo que  se podrán beneficiar desempleados que estén registrados en el SERVEF en el momento de la convocatoria, y no desde el mes de marzo como exigía el plan de 2013.

Contenidos relacionados

Lo más