TIEMPO VERANO (Previsión)

Buen tiempo en general en el fin e inicio de las vacaciones

Las vacaciones veraniegas terminan para muchos ciudadanos españoles este fin de semana, pero también empiezan, y tanto unos como otros van a poder disfrutar de buen tiempo en prácticamente toda España, con una subida de las temperaturas máximas hasta de cinco grados y algo menos las mínimas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:14

Las vacaciones veraniegas terminan para muchos ciudadanos españoles este fin de semana, pero también empiezan, y tanto unos como otros van a poder disfrutar de buen tiempo en prácticamente toda España, con una subida de las temperaturas máximas hasta de cinco grados y algo menos las mínimas.

Después de un verano "bastante anómalo", aunque con un agosto más parecido a lo que habitualmente es agosto, llega el mes de septiembre con dos días en los que las temperaturas se recuperan, pero solo dos días porque a partir del lunes se producirá una bajada importante de los termómetros, señala a Efe la meteoróloga Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El aumento de las temperaturas máximas, que ya se ha notado hoy por ejemplo en el suroeste peninsular, se irá extendiendo poco a poco por la península; primero en zonas del norte y oeste y el domingo en el Cantábrico, alto Ebro e interior este peninsular.

Los termómetros hoy han superado los 36 grados en Tablada, Sevilla, en el aeropuerto de la capital andaluza, en Mérida y Puebla de Don Rodrigo, Ciudad Real; las mínimas se han registrado en la localidad leonesa de Villablino, con 5.9 grados, en Xinzo de Limia en Ourense, 6.2, y Reinosa en Cantabria, 6.7 -todas al amanecer.

En el primer fin de semana de septiembre, por tanto, seguirá haciendo calor en casi toda la península, aunque se esperan cielos nubosos en el este de Cataluña, con probables chubascos que podrían ir acompañados de tormentas ocasionales; estos no se descartan en otros puntos de esta comunidad y en el interior de Mallorca.

No obstante, esta situación, que ha dejado lluvias de hasta 70 litros por metro cuadrado en la zona del aeropuerto de Barcelona, irá mejorando y la inestabilidad, aunque seguirá, será mucho menor.

Si bien el sábado y el domingo la playa y las excursiones al campo están garantizadas en la mayoría de zonas de la península y Canarias, la semana que viene comenzará con la probable llegada de aire frío de procedencia atlántica en niveles altos de la atmósfera.

Esto provocará un aumento de la inestabilidad, con nubosidad de evolución diurna y con probables chubascos y tormentas localmente fuertes en el tercio norte, Cataluña, Aragón y, en general, en zonas de montaña de la mitad oriental peninsular. No se descartan que sean dispersos en otras zonas de las mitades norte y este peninsular.

En el cuadrante suroeste y litoral sudeste peninsular y Baleares, se espera que predomine el tiempo estable y los cielos poco nubosos.

La situación se prevé similar a lo largo de toda la semana, afirma la Aemet en un comunicado.

Esta también afectará a las temperaturas, que experimentarán un descenso generalizado a partir del lunes, excepto en el litoral mediterráneo y en Baleares, donde pueden subir ligeramente; en Canarias se espera que predomine el régimen de alisios, sin cambios apreciables en las temperaturas.

Donde más bajarán -hasta seis grados- en Galicia y en la zona suroeste peninsular, según Gutiérrez, que indica que este descenso se mantendrá o se acentuará a lo largo de la semana, pero el fin de semana del 8 y 9 los termómetros podrían otra vez recuperarse.

Septiembre, por tanto, empieza con dos días de tiempo estable generalizado y seguirá con días donde la bajada de las temperaturas será importante. Esto después de un verano que, en términos amplios, se puede decir que ha sido "bastante anómalo", tanto en muchas zonas de la península ibérica como del resto de Europa, según Gutiérrez.

Julio fue "anómalamente frío" en buena parte de la Península, mientras que fue "anómalamente cálido" en el centro de Europa y los países escandinavos, ha recordado esta experta, quien ha apuntado que aún es pronto para hacer el diagnóstico de agosto.

A la espera de los datos definitivos, probablemente este mes que termina hoy se ha acercado a valores más normales: agosto puede haber servido para que los datos de España se acerquen a valores normales cuando el promedio estaba en líneas generales más bajo, aunque para entrar en detalles hay que esperar unos días.

Lo más