Anna Gabriel: "Es duro dejar atrás a los tuyos, pero quiero reafirmar mi compromiso con los derechos fundamentales"

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:37

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel, que este miércoles  no ha comparecido ante el Tribunal Supremo pese a estar citada y permanece en Ginebra, ha pedido el archivo de la causa y la libertad de los independentistas "perseguidos" y ha denunciado la falta de imparcialidad de los tribunales españoles.

En una entrevista concedida a TV3 desde Ginebra, Anna Gabriel no se ha mostrado sorprendida por la orden de búsqueda y detención dictada por el Supremo contra ella por no haber comparecido, y la ha relativizado al apuntar que "no es una lucha personal", sino colectiva, por lo que "hay que seguir reivindicando que todos los presos, exiliados y imputados independentistas queden en libertad".

Ha confirmado que la CUP ha optado por una "estrategia compartida y desdoblada" ante los tribunales, lo que conlleva que, mientras la también exdiputada Mireia Boya compareció ante el juez, ella ha optado por no hacerlo y "refugiarse" en Suiza.

Anna Gabriel ha recalcado que no está en Suiza porque haya elegido vivir allí, sino porque entiende que "la falta de derechos que sufren los independentistas" catalanes en España le ha llevado a tomar la decisión de presentarse ante sus tribunales.

"No es nada agradable, dejas atrás a los tuyos, es duro y doloroso, lo digo por los que creen que pasamos unas vacaciones, pero yo quiero reafirmar mi compromiso con las libertades y los derechos fundamentales", algo que le ha servido para "enviar un abrazo" al 'rapero' Miguel Arenas Beltrán, Valtonyc, condenado a más de 3 años de prisión, "y al artista censurado en la feria Arco", Santiago Sierra.

Sobre el motivo principal por el que ha rehusado declarar ante el juez Pablo Llarena, que instruye la causa contra los principales líderes independentistas, la exdiputada de la CUP ha afirmado que "las resoluciones judiciales que se dictan se escapan mucho de lo que sería normal en un Estado democrático" y se les aplica "un Código Penal como enemigos".

"Quiero denunciar -ha añadido- la situación política de excepcionalidad que sufrimos"

Ha reconocido que no había ninguna certeza de que, tras declarar ante el juez, fuese encarcelada, porque todos los políticos que han declarado en los últimos días han quedado en libertad con fianza o sin ella, pero ha dicho: "Sigue habiendo presos políticos, y para una parte de los medios de comunicación españoles nosotros ya somos culpables".

"Desde estos medios y desde los tribunales y el Gobierno español trabajan para que seamos culpables", ha lamentado antes de reivindicar: "Que se archiven todas las actuaciones judiciales y que todos podamos volver a casa, aunque esto no está en mis manos".

"Quiero denunciar -ha añadido- la situación política de excepcionalidad que sufrimos, yo no habría elegido nunca vivir en Suiza, pero hay una situación absolutamente forzada".

Anna Gabriel ha destacado que su intención, al permanecer en Suiza, es contestar una eventual demanda de extradición y "colocar ante un espejo al Estado español" para denunciar internacionalmente que se les persigue por "hechos estrictamente políticos". "Los delitos que nos atribuyen no existen, no hemos provocado violencia, hay simplemente una persecución política, y nos quieren humillar y castigar", ha añadido.

Después de recordar que Suiza es un país reconocido internacionalmente por su neutralidad y porque en él hay "mucha gente que ha encontrado refugio ante persecuciones políticas, ya que hay una especial sensibilidad", Gabriel ha mostrado su disponibilidad "para trabajar a fin de que se visualice que en Cataluña hay una lucha por la autodeterminación y por la libertad".

Esta misma exdiputada de la CUP ha reiterado que si el Estado español interpone una demanda de extradición contra ella, su respuesta será "pedir asilo político".

Lo más