Los teléfonos móviles estarán prohibidos en las aulas y en los recreos el próximo curso

 La Comunidad de Madrid ha decidido ampliar la limitación del uso de los teléfonos móviles a partir del curso 2020-2021.

ctv-edm-colegio-vacio-u70875026829ycf--624x385diario-sur-diariosur

Alba Prieto González

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:58

No más móviles ni en las clases ni en los recreos. La Comunidad de Madrid anunció en diciembre del 2019 que los estudiantes no podrían entrar con los móviles en las aulas. Pero ahora, se ha traspasado a más, al recreo. La Comunidad de Madrid ha decidido ampliar la limitación del uso de los teléfonos móviles a partir del curso 2020-2021. Los centros, dentro de su autonomía y capacidad de gestión, serán los encargados de aplicar esta medida. Esta medida, afectará a 800.000 estudiantes de 1.700 centros públicos y concertados. ¿Por qué está nueva ley? El problema de los móviles en los colegios es cada vez mayor. Muchos jóvenes comienzan a tener su primer teléfono a los 11 años. La Comunidad de Madrid ha decidido imponer esta ley porque los teléfonos móviles generan efectos negativos en las aulas: dispersión y falta de concentración Además no es el único problema, el 21% de los jóvenes tiene adicción y dependencia al móvil. En COPE nos hemos acercado hasta un colegio de Madrid, Divina Pastora y esto es lo que nos ha dicho Soraya, una madre de un niño de 13 años “Me parece muy buena esta medida, porque al final los móviles en los colegios crean conflicto entre los niños. Al final las cosas por el teléfono se malinterpretan y lo que es una tontería al final se convierte en algo más grande”. Laura también es madre de un joven de 13 años y nos ha asegurado “me parece fenomenal y no lo trae al colegio, simplemente lo usa en casa, le pongo un tiempo limitado dependiendo de las notas o de los deberes”. Otro de los casos, es que los niños hacen fotos o vídeos y graban y muchas graban las peleas de los recreos y luego esas imágenes se reproducen de unos a otros. La Consejería de Educación ha citado un estudio Seguridad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles. Este estudiado se ha realizado por por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación -Inteco- y la empresa de telecomunicaciones Orange, según el cual el 88,6% de los encuestados admitía haber hecho fotografías con su teléfono y un 48,2% las enviaba a sus contactos. Además, el 11,5% había accedido a imágenes de peleas con personas del entorno.

Los centros facilitarán taquillas para depositar los móviles, y los niños tendrán que dejarlos cuando estén el recreo, y apagar el teléfono al entrar al colegio.

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar