Más directos
Boletín

05 DE AGOSTO

La violencia en Estados Unidos

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:26

Las dos matanzas ocurridas en las horas pasadas en sendas ciudades de Estados Unidos, El Paso y Dayton, han vuelto a traer al debate público el hecho de que, en lo que va de año, se hayan producido más de doscientos tiroteos masivos y que cada año mueran 19.000 personas por armas de fuego en la que se considera la primera democracia del mundo.

Debatir sobre la libertad en la compra y tenencia de armas de fuego es una razón necesaria pero no suficiente para afrontar este drama. Las treinta personas muertas y más de cincuenta heridas en las masacres ocurridas en estas horas pasadas son cifras que repelen a la conciencia de cualquier sociedad. En el caso de Texas se añade el agravante de la intención supremacista y xenófoba en la mente desequilibrada del autor del crímen que buscaba acabar con la vida del mayor número posible de hispanos en un territorio cuya historia no se entendería sin la presencia de lo hispano.

Aunque es cierto que Estados Unidos tiene un problema grave de seguridad ciudadana, no lo es menos que la política se está manifestando insuficiente a la hora de ofrecer una solución eficaz para que no se repitan los patrones de estas masacres. Salvando el factor de los casos de enfermedades mentales, una de las claves primeras se encuentra en la formación moral de la conciencia destinada tanto a frenar los impulsos violentos que anidan en la naturaleza humana como a reconocer en el otro a una persona con igual dignidad y los mismos derechos.

Lo más