Más directos
Boletín

30 julio 2019

La seguridad de Barcelona

La situación de descontrol e impotencia ha obligado a vecinos de algunos barrios a organizarse en patrullas ciudadanas

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:02

Desde hace tiempo, Barcelona corre el riesgo de convertirse en una ciudad donde la delincuencia campa a sus anchas. La situación de descontrol e impotencia ha sido tal que los vecinos de algunos barrios se han tenido que organizar en patrullas ciudadanas para protegerse. Las imágenes de numerosos valientes plantando cara a los carteristas del metro se han hecho virales en redes sociales.

Todo esto ha sido una de las consecuencias de la prolongada política populista de Ada Colau. Los denominados ayuntamientos del cambio hicieron del buenismo su bandera, haciendo gala de una enorme irresponsabilidad. Con la imagen de la ciudad por los suelos, se ha generado un evidente efecto llamada, se ha dado alas al comercio ilegal, se ha favorecido la identificación de inmigración y delincuencia y, sobre todo, se ha favorecido a las mafias que comercian con los seres humanos, principales víctimas de todo esto.

Ahora el Ayuntamiento ha puesto en marcha un gran dispositivo de seguridad contra el top manta, en palabras del Teniente-alcalde, Albert Batle, porque se ha llegado a una situación de saturación sobre la que hay actuar. Los altercados de los últimos días en la calle entre turistas y manteros, o las reiteradas denuncias de comerciantes, revelan que la situación es ya insostenible. Ojalá que las medidas tomadas surtan efecto y no sean una ocurrencia más de quien se asombra de las consecuencias de los actos que sus irresponsables políticas han venido alimentando.

Lo más