COPE

Línea editorial: "La sombra del autoritarismo se cierne sobre Filipinas"

De nada ha servido la historia de corrupción y de enriquecimiento ilícito que acompaña a los Marcos

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 00:14

Los apellidos Marcos y Duterte se han hecho fuertes en la vida política filipina, tras la victoria en las elecciones presidenciales de Ferdinand Marcos, hijo del dictador derrocado en 1986. Se calcula que 30 millones de filipinos le han otorgado el voto. En los comicios para elegir vicepresidente, Sara Duterte, hija del actual presidente, Rodrigo Duterte, ha obtenido 31 millones de votos. El tándem Marcos-Duterte se ha alzado con la victoria, y con ella asoma el riesgo de un retorno del autoritarismo, ante el fracaso de los gobiernos moderados en la lucha contra la pobreza y el narcotráfico.

De nada ha servido la historia de corrupción y de enriquecimiento ilícito que acompaña a los Marcos. Tampoco a una mayoría de filipinos les ha importado demasiado que el actual mandatario esté bajo investigación por crímenes de lesa humanidad que pudieran haberse cometido en su particular guerra contra las drogas.

Frente a la alternativa que representaba la abogada Leni Robredo, los filipinos han optado por un poder fuerte que promete seguridad sin importar el coste social o en vidas humanas. Un manto de silencio, cuando no de justificación, se ha extendido sobre las consecuencias de la ley marcial impuesta por Marcos, durante cuya dictadura miles de personas fueron encarceladas y torturadas.

Con Ferdinand Marcos y Sara Duterte las élites de la dictadura regresarán al poder. A la sociedad civil defensora de los derechos humanos y de las instituciones democráticas le espera la ardua tarea de vigilar que el autoritarismo no campe a sus anchas de nuevo en Filipinas.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar