Boletín

11 de agosto

No hagas a nadie lo que tú aborreces

El primer semestre de 2019 ha registrado la siniestralidad vial más baja de la historia, desde inicios de los años 60

Retenciones en la carretera en la Operación Salida

Retenciones en la carretera en la Operación Salida (EFE)

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:43

El primer semestre de 2019 ha registrado la siniestralidad vial más baja de la historia, desde inicios de los años 60, momento en que comienzan a existir estadísticas de este tipo en España.

Es, sin duda, una magnífica noticia, que requiere sin embargo un análisis detallado, porque la propia Dirección General de Tráfico está incidiendo en aspectos que siguen siendo muy preocupantes, como la alta tasa de mortalidad que todavía existe en las carreteras españolas. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid se han duplicado las víctimas mortales en lo que va de año, con respecto al año anterior.

Por otra parte, las campañas tradicionales de prevención y alarma adquieren acentos particulares de nuestro tiempo como la irresponsabiLidad, por desgracia cada vez más generalizada, del uso del móvil al volante.Parece claro que, aunque en su justa medida resulten necesarios, la solución no se circunscribe a la presencia de radares, ni a la imprescindible mejora del estado de las carreteras. El fundamento más sólido sigue estando en la formación, con especial incidencia en los más jóvenes, pero no solo en ellos. 

El lema de la campaña episcopal de este año del Departamento de Pastoral de la Carretera, "No hagas a nadie lo que tú aborreces", pone el acento precisamente en esa llaga. Los otros conductores no son adversarios ni obstáculos que haya que superar, sino hermanos y compañeros de camino que esperan, como yo, llegar felizmente a su destino. Ése debe ser el mensaje principal: una llamada a la prudencia y a la responsabilidad de cada uno, que nos invite a ponernos en el lugar del otro y a no hacerle, tampoco en la carretera, lo que no queremos para nosotros mismos.

Lo más