Boletín

España en fiestas

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:14

España entera estalla hoy en fiestas con ocasión de uno de los días más señalados del calendario litúrgico: la Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma al Cielo, que se celebra bajo numerosas advocaciones. Hoy queda entre paréntesis esa otra realidad inquietante que sacude al mundo, desde la incertidumbre política española a las crisis de Hong-Kong, el Brexit, las guerras comerciales y la recesión económica europea que aparece en el horizonte de Alemania. Nada de esta realidad perturba hoy a los millones de españoles que festejan a la Virgen Maria en esta solemnidad memorable. Porque esa realidad es, en definitiva, la fabricada por los políticos y grandes financieros con sus obsesiones de poder y dinero, frente a la cual se alza esta otra realidad sobrenatural que nos llena de consuelo.

La maravilla de la Asunción de la Virgen que hoy nos deslumbra, es como una continuación de la Pascua, la Resurrección y la Ascensión del Señor como fuentes de la esperanza en la vida eterna, la que espera a cada criatura que cumple la voluntad de Dios. Desde su Asunción y coronación como reina del Universo, Maria es nuestra abogada en los cielos y esa certeza es la que mueve a cuantos esperan en ella con la alegría que se desborda hoy en nuestras ciudades y pueblos en fiesta. Desde los primeros tiempos de nuestra era, los fieles cristianos ya estaban convencidos de que María, Madre de Dios, no experimentó la corrupción del sepulcro, pero no fue hasta 1950 cuando el Papa Pio XII definió como dogma de fe la Asunción que hoy festejamos con la alegría que nos aporta la esperanza que nos alienta a seguir su ejemplo de fe. Esta esperanza es lo que realmente importa en la vida del cristiano, que tiene en Maria el modelo a seguir para alcanzar la felicidad definitiva y eterna que ningún poder en la Tierra puede ofrecer

Lo más