LÍNEA EDITORIAL 21-S

Corrección de rumbo

Sánchez quiere hacernos creer que ha rechazado la entrada de Podemos en el Gobierno por razones de responsabilidad

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 04:38

Sánchez quiere hacernos creer que ha rechazado la entrada de Podemos en el Gobierno por razones de responsabilidad. Pero en julio Sánchez les ofreció los ministerios de Sanidad, Vivienda y Economía social. No son poca cosa. Sánchez pactó con Podemos un proyecto de Presupuestos que incluía medidas decisivas relacionadas con la Seguridad Social, las políticas de empleo y los impuestos. Y luego transformó esas medidas en unos decretos leyes que están teniendo un importe impacto en las cuentas de la Seguridad Social y en las cuentas públicas: más de 900 millones de gasto. De igual modo, el único documento preelectoral de Sánchez, las 370 medidas pensadas para conseguir el voto de Podemos, contienen decisiones con un alto impacto en la Hacienda Pública.

Los cambios en pensiones, en los permisos de paternidad, en Sanidad y en muchos otros campos, suponen una fuerte subida de gasto sin que estén contabilizados los ingresos. A lo que se añade la promesa de una contrarreforma laboral muy perniciosa, en un momento en el que los costes laborales han subido mucho. Podemos no ha entrado en el Gobierno pero ha condicionado ya importantes decisiones. Y puede seguir condicionándolas en el futuro si el resultado electoral se repite. Sánchez falta a la verdad cuando explica su actuación, pero es buena noticia que busque una posición más centrada para el PSOE, alejada de Podemos.

Lo más