DEBATE CATALUÑA (Previsión)

Torra afronta un nuevo curso entre el camino a la independencia y el diálogo

Àlex Cubero.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 20:38

Àlex Cubero.

El presidente catalán, Quim Torra, afronta un nuevo curso político que abrirá el martes con una conferencia en la que plasmará su "carta de navegación" de los próximos meses, dispuesto a seguir avanzando en el objetivo de la independencia, aunque sin renunciar a un diálogo con el Gobierno.

El Teatro Nacional de Cataluña (TNC), a las 19.00 horas, será el escenario escogido para que Torra esboce los ejes de su acción de gobierno a partir de los próximos meses, en una conferencia política bajo el nombre "Nuestro momento".

Fuentes de la Generalitat consultadas por Efe han dejado claro que el discurso de Torra, que aún se está acabando de pulir, no será en ningún caso una hoja de ruta, sino que más bien se tratará de una "carta de navegación" para analizar de dónde se viene y los escenarios próximos que se avecinan.

El president dará así las primeras pistas de un otoño que se augura "caliente", tanto por las movilizaciones constantes del independentismo como por la inminente sentencia del juicio del Proceso independentista, unas cuestiones a la que el presidente catalán aludirá durante su discurso, según esas mismas fuentes.

Ya hace días, en un discurso en El Poal (Lleida), Torra aludió a la respuesta que se debía dar ante la sentencia, instando a "resistir a ultranza": "Deberemos afrontar un juicio injusto, que es una farsa contra nuestros políticos, contra ciudadanos de Cataluña que el único crimen que cometieron fue permitir al pueblo de Cataluña que votara. Eso no podremos tolerarlo, no podremos aceptar esas sentencias, por dignidad y conciencia", aseveró.

Por otro lado, en el "mapa de situación" que hará el jefe del Govern, se hará hincapié en las próximas grandes movilizaciones del independentismo en la calle y su carácter siempre "pacífico", con tres fechas esenciales en el horizonte: la Diada; el primer aniversario de la jornada del 1 de octubre.

Así como el 27 de septiembre, un año después de declararse unilateralmente la independencia en el Parlament, lo que desembocó en la suspensión de la autonomía tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

La voluntad de Torra es precisamente dejar atrás el periodo de "restitución" de las instituciones catalanas tras el 155 y empezar a dar pasos en el "compromiso" de "hacer efectiva la república".

La conferencia servirá para hacer ese análisis de la situación, también de forma autocrítica sobre los errores cometidos, y anticipar las "turbulencias" que, a juicio de Torra y los partidos independentistas, se aproximan en el horizonte.

El mensaje sobre todo incidirá en que no se debe perder de vista el objetivo clave con el que el independentismo ha llegado hasta el momento actual, un objetivo que Torra dejará claro que es el de ser independientes, según esas fuentes del Govern.

Pero, en paralelo, el próximo otoño pondrá a prueba también el diálogo entre la Generalitat y el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que tendrá como principal foco la segunda reunión entre ambos presidentes, esta vez en la Generalitat, pero también sus diversas ramificaciones en las reuniones de las comisiones bilaterales y mixtas.

El presidente catalán está así dispuesto a seguir dialogando con el Gobierno de Sánchez, a la espera de ver qué propuesta pone sobre la mesa para desencallar el conflicto en Cataluña.

En todo caso, la primera etapa de ese diálogo llegará el próximo día 6 de septiembre, solo dos días después de la conferencia de Torra, en la reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña, marcada sobre todo por la polémica de los lazos amarillos en espacios públicos, que ha agriado el debate político en las últimas semanas en Cataluña, especialmente tras la agresión a una mujer que quitaba esos símbolos junto a su familia en Barcelona.

Pero el devenir de la legislatura también deberá superar las dificultosas relaciones entre Junts per Catalunya y ERC, a la espera de si se logra plasmar definitivamente un acuerdo sobre la renuncia de los diputados suspendidos que desencalle la actividad parlamentaria, paralizada hasta el debate de política general en octubre; como también por el enrocado entendimiento con la CUP, o incluso con los comunes, para la aprobación de los presupuestos.

En su visita el pasado lunes a Bruselas, Torra ya abordó y acabó de definir junto a Puigdemont el contenido de su conferencia, que el martes explicó a los consellers en la primera reunión del ejecutivo catalán tras el parón veraniego.

Y una vez analizado también el texto con los dirigentes de ERC Pere Aragonès (vicepresidente catalán y conseller de Economía) y Roger Torrent (presidente del Parlament), el presidente catalán se desplazó ayer junto a ellos a la prisión de Lledoners para examinarlo junto a los exconsellers y políticos independentistas encarcelados, en una reunión de trabajo conjunta.

Ya tras la conferencia, un día después está previsto que Torra y todos los diputados de Junts per Catalunya viajen del 5 al 7 de septiembre a Waterloo para reunirse con Puigdemont, para definir las líneas de acción del nuevo curso.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más