COPE

¿Quién es Louis Aliot, el político que ha terminado con la condición "catalana" de Perpiñán?

El 39% de la población perpiñanesa habla catalán y sus hijos estudian en el colegio esta lengua, una libertad de elección que sigue adelante pese a los cambios en la alcaldía

ctv-rgg-8012538937001w

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 23 abr 2021

Si estás en Perpiñán, Perpignan para un perpignanais o Perpinyà para un catalán estás en territorio francés. Y aunque la capital del Rosellón, Rosselló en catalán o del Roussillon es francesa desde la firma del Tratado de los Pirineos en 1659 que puso fin a la Guerra de los treinta años entre Francia y España en 1659, en Cataluña, los independentistas siempre han considerado a Perpiñán como la capital de la Cataluña Norte.

Las referencias a Cataluña son evidentes, los rótulos de calles en francés y catalán, incluso los idiomas oficiales utilizados por la administración local han sido el catalán y el francés. De hecho, el escudo de Perpiñán es la más clara alusión a la Corona de Aragón con la bandera de barras rojas y amarillas y sobre ellas la figura de San Juan Bautista. El 39% de la población perpiñanesa habla catalán y sus hijos estudian en el colegio esta lengua y esa libertad de elección sigue adelante pese al cambio "radical" que sufrió su alcaldía en junio de 2020, cuando Louis Aliot, el candidato del Reagrupamiento Nacional (RN) el partido de Marine Le Pen y expareja de la dirigente de la ultraderecha francesa, se hizo con el poder.

Louis Aliot con Marine Le Pen en el Europarlamento


Pero no todo va a seguir igual. El Perpiñán que permitió a Josep Lluís Carod Rovira (consejero en Cap de la Generalitat en 2004) reunirse en secreto con la cúpula de ETA, encabezada por Mikel Antza y Josu Ternera, con los que pactó que la banda terrorista no perpetrara atentados en Cataluña, se ha afrancesado y vive más pendiente de sus problemas que los de sus vecinos del sur. Pese a acoger, a lo largo de muchos años, manifestaciones por la independencia de Cataluña, el Perpiñán que Carles Puigdemont consideraba prosecesionita, nunca han sentido esa necesidad de independencia, su apoyo ha sido más bien cultural, porque los perpignanais son ante todo: "Nous sommes français" y, aunque respete el catalanismo, no quieren retroceder 300 años atrás.

"España es un país amigo, y nosotros ya tenemos suficientes problemas aquí. Así que no vamos a preocuparnos de los de los demás. En Perpiñán, lo que no quiero es que la agitación catalana, española, se propague en territorio francés". Quien decía esto en 2017, Louis Aliot, se convertía tres años después en su alcalde.

¿Quién es Louis Aliot, alcalde de Perpiñán?

Nacido en Toulouse el 4 de septiembre de 1969, Louis Aliot, es hijo de madre repatriada de Argelia - y con familia española en Alicante-, su padre es de Ariège - un departamento francés limítrofe con Andorra y Lérida-. Licenciado en Ciencias Políticas en 1997 con un Diploma de Estudios Avanzamos, lo que hoy llamamos Master, se doctoró en Derecho Público en 2002. Desde 2010, ejerce como abogado en una firma en Perpiñán, trabajo que alterna con sus actividades políticas.

Se unió al Frente Nacional a principios de la década de 1990, después de asistir a una reunión de Jean-Marie Le Pen. Ocupó su primer mandato como consejero regional para Midi-Pyrénées entre 1998 y 2010. En 2005, fue nombrado secretario general de la FN y se convierte en asistente parlamentario y compañero de Marine Le Pen en 2009. Consejero regional electo para Languedoc-Roussillon en 2010, al año siguiente fue nombrado vicepresidente del partido. En 2014 es elegido eurodiputado y se presenta por primera vez a la alcaldía de Perpiñán sin conseguir arrebatar el cetro a Jean-Marc Pujol, alcalde de esta localidad durante más de una década y para el que pidió el voto su amigo Carles Puigdemont.

De poco o de nada le sirvió ese apoyo a Pujol que perdía el bastón de mando el pasado 28 de junio de 2020. Desde ese día el alcalde de Perpiñán es Louis Aliot.


Aliotes considerado como el ala moderada de lo que antaño era el Frente Nacional, ahora convertido en el Rassemblement national (RN) la extrema derecha que ha comenzado en Perpiñán la conquista -eso es lo que más le gustaría a Marine Le Pen- de Francia, un camino que culminaría en las elecciones de 2022 desalojando del Elíseo a Emmanuel Macron.

Adiós a "la catalana Perpngyà"

A Louis Aliot no le gusta el movimiento independentista catalán, lo ha dicho no en una, sino en varias entrevistas, en todas aquellas en las que se le pregunta por la cuestión. Considera que el secesionismo no ha hecho nada más que dividir a la sociedad. Sin embargo, se muestra en contra a que sus líderes estén en la cárcel. Otra cosa es que Puigdemont se instale en su ciudad para hacer, desde Perpiñán, la guerra al Estado español: "importará un problema que nos es extranjero".

Para poner distancia, de momento, el alcalde de Perpiñán, de Perpignan ha cambiado su escudo. Bueno, el lema de su escudo que ya no es Perpinyà "la catalana", sino Perpignan "la rayonnante (la radiante)". Lo que ha sido considerado como una agresión por los colectivos catalanistas de la ciudad, la explicación según el regidor se debe a la intención de poner en valor el concepto de la luz: "es el elemento central que funda Perpignan y que lo hace desde hace siglos. Una tradición secular reconocida para todo el mundo y mucho más allá de las creencias particulares que pertenecen a cada uno. Perpignan es esta ciudad radiante que celebramos con este nuevo y modernizado escudo arraigado que recupera su identidad de mecenazgo".

Por eso, asegura Aliot, es una ciudad "mediterránea anclada en su identidad catalana" pero también arraigada completamente a Francia. Esta dualidad, cree necesaria ponerla en valor y por eso ha tenido la deferencia de "conservar el escudo y sus colores catalanes".

El nuevo escudo de Perpiñán La Radiante

Pero le ha añadido el borde tricolor en clara referencia a la República francesa. ¿Se detendrá aquí el alcalde?

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo