CRISIS CATALUÑA

El PP plantea incluir los delitos de sedición y sublevación en la euroorden

El PP apuesta por reformar el régimen de la euroorden de manera que incluya los delitos de sedición y rebelión y para ello va a presentar una iniciativa parlamentaria en la que se pide al Ejecutivo que promueva en el seno de la UE la ampliación de la lista actual de 32 delitos a los que se aplica este régimen.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:12

El PP apuesta por reformar el régimen de la euroorden de manera que incluya los delitos de sedición y rebelión y para ello va a presentar una iniciativa parlamentaria en la que se pide al Ejecutivo que promueva en el seno de la UE la ampliación de la lista actual de 32 delitos a los que se aplica este régimen.

Se trata de una iniciativa planteada desde el grupo parlamentario popular en el Senado, cuyo portavoz, Ignacio Cosidó, entiende que el caso del expresidente catalán Carles Puigdemont "ha puesto en evidencia que la cooperación judicial en el marco de la Unión Europea necesita un impulso y debe ser mejorada".

"El hecho de que Puigdemont, procesado por los delitos de secesión y sublevación, como líder de un verdadero golpe de Estado en un país miembro de la UE, no haya sido entregado aún a la Justicia española para ser juzgado, pone en cuestión el funcionamiento mismo de la euroorden", sostiene el portavoz.

Así, el grupo popular en la Cámara Alta va a registrar una proposición no de ley para su debate en la Comisión Mixta para la UE en la cual se insta al Ejecutivo a defender la modificación de la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), de manera que se amplíe la lista de delitos a los que se aplica el procedimiento automático.

Además de incorporar la sedición y la rebelión, el PP reclama clarificar la regulación del principio de doble incriminación "para evitar grandes diferencias de interpretación entre las autoridades judiciales nacionales de los Estados miembros".

Pretende de esta manera el grupo popular evitar casos como el de Carles Puigdemont, que no ha sido entregado a España pese a los requerimientos del Tribunal Supremo.

Si bien Ignacio Cosidó reconoce en un comunicado que la OEDE ha sido "un gran éxito" con una aplicación "totalmente satisfactoria" en gran número de casos, el tiempo transcurrido desde su implantación y resoluciones judiciales como la de Puigdemont, advierte, "han puesto de manifiesto que debería abordarse un proceso sereno de reflexión y estudio" para mejorar su regulación.

En este sentido, entiende que más allá de la independencia de cada tribunal "tiene que haber una regulación del principio de doble incriminación que evite interpretaciones dispares según los casos".

"No puede consentirse -añade- que haya tribunales, incluso de inferior rango, que cuestionen resoluciones de otros tribunales entre miembros de la Unión, porque eso quiebra el principio de confianza entre los sistemas judiciales".

Cosidó ha criticado además al Gobierno de Pedro Sánchez por quedarse "de brazos cruzados" ante resoluciones como la del Tribunal alemán de Schleswig-Holstein, que se negó a entregar a Puigdemont a España por rebelión, una decisión que a su juicio supuso "una afrenta al Tribunal Supremo" y que, remarca, "pone en cuestión la eficacia del espacio común de Justicia de la Unión Europea".

Lo más