• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

El Metropole, los secretos del glamuroso hotel de la cumbre Kim-Trump

El tiempo en él parece que se paró hace más de un siglo. Alojó a Chaplin o Graham Greene, incluso fue búnker durante la guerra de Vietnam

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:55

El hotel Sofitel Metropole, que acoge la primera reunión de la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump, es uno de los más valiosos vestigios del Vietnam colonial francés, con gran valor arquitectónico y una historia cargada de anécdotas.

El elegante hotel de cinco estrellas está decorado con banderas de Corea del Norte y Vietnam, y acordonado por decenas de agentes de seguridad que solo permiten a los huéspedes allí alojados usar una de las entradas.

Inaugurado en 1901 con la financiación de inversores franceses, pronto se convirtió en uno de los lugares de reunión de la alta sociedad colonial de la época, compuesta en su mayoría por gobernantes coloniales franceses y nativos adinerados.

En una ciudad que en los últimos años se ha ido transformando a pasos agigantados y deshaciéndose de su legado arquitectónico colonial, la distintiva fachada blanca del Metropole, cuyas habitaciones cuestan entre 270 y 1.200 euroses uno de los pocos lugares en que el tiempo parece detenido desde hace más de un siglo.

Pronto se convirtió en el hotel preferido de celebridades que pasaban por la entonces capital del Tonkín, entre ellos Charlie Chaplin, que en 1936, en el pico de su fama, se alojó allí durante su luna de miel con la actriz Paulette Godard.

También pasó por allí en 1951 el escritor británico Graham Greene, cuya célebre novela El americano impasible, ambientada en la sureña Saigón, escribió en parte en una de sus habitaciones.

Con la descolonización y la partición de Vietnam en dos estados en 1956, el Metropole se encontró bajo dominio del régimen comunista instaurado en el norte y perdió parte de su glamour en favor de los hoteles de Saigón, pero las autoridades lo mantuvieron como lugar preferente para alojar a huéspedes distinguidos.

En los convulsos años de la guerra con Estados Unidos se construyó un búnker en el sótano para proteger a los huéspedes de los bombardeos en el que se refugiaron en 1972 la actriz y activista por la paz Jane Fonda, y la cantante Joan Baez, que estuvo allí durante los ataques aéreos de aquella Navidad y cantó junto a un guitarrista vietnamita.

Aquel refugio había pasado al olvido desde entonces hasta que en 2011 unos obreros se encontraron por casualidad la galería secreta de 40 metros cuadrados y la acomodaron como reclamo turístico para los huéspedes.

En tiempos más recientes, el hotel ha recibido a mandatarios internacionales como el propio Donald Trump, que se hospedó allí en su visita de Estado a Vietnam en noviembre de 2017 o los actores Brad Pitt y Angelina Jolie, durante su viaje en 2006.

Lo más