GOBIERNO MADRID (Ampliación)

Maíllo justifica elección Garrido para que proyecto PP prosiga en Madrid

El PP ha decidido optar por Ángel Garrido para presidir la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones para que el proyecto del PP en esta región pueda continuar y porque la gestión del Ejecutivo regional ha sido "buena" e incluso "un modelo" en muchas cuestiones para el resto del país.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:52

El PP ha decidido optar por Ángel Garrido para presidir la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones para que el proyecto del PP en esta región pueda continuar y porque la gestión del Ejecutivo regional ha sido "buena" e incluso "un modelo" en muchas cuestiones para el resto del país.

Así lo ha asegurado el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, en rueda de prensa tras las reuniones del Comité de dirección y del Comité electoral nacional, que ha ratificado la designación de Garrido.

Maíllo ha querido dar un mensaje de tranquilidad y serenidad y ha subrayado que el PP está "a la altura de las circunstancias" proponiendo un nombre y un equipo que significan continuidad, porque así lo quiere el partido, que la misma gestión se siga haciendo en Madrid.

El número tres del PP ha confirmado que ha comunicado la designación de Ángel Garrido a José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, quienes ya han confirmado su apoyo.

"Hoy ganan los madrileños y pierde la izquierda radical en esta comunidad, que no va a asaltar el poder a costa de los intereses del conjunto de los madrileños", ha añadido.

Además, ha asegurado que todo el grupo popular "en bloque" votará a favor de la investidura de Garrido, incluida Cristina Cifuentes si continúa en su escaño, y no ha querido aventurarse sobre la posibilidad de que la expresidenta renuncie a su acta de diputada autonómica, una decisión que es, ha recordado, "personal".

Maíllo ha explicado que han sido él y la secretaria general, María Dolores de Cospedal, quienes han comunicado personalmente la decisión al propio Garrido, que ha acudido esta mañana a la sede nacional del PP. También se lo han comunicado al portavoz del partido en la Asamblea, Enrique Osorio.

El coordinador general ha defendido que el partido no haya tomado la decisión sobre la investidura hasta el último día posible -hoy comienza la ronda de contactos de la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados-, porque tras la dimisión de Cifuentes era lógico que hubiera una "reflexión" y que el partido se tomara "su tiempo".

Ha insistido en que la decisión la ha tomado la dirección nacional, porque así le corresponde según los estatutos, aunque "evidentemente" haya hablado con muchos miembros del PP de Madrid antes de tomarla.

Fernando Martínez-Maíllo ha insistido en defender la elección de Garrido porque lo que quiere el PP es que se mantenga la "buena" gestión del Gobierno regional.

Ha subrayado que la dimisión de Cifuentes no tuvo "nada que ver" con dicha gestión y fue por una "cuestión puntual y personal".

Por eso, ha reiterado, el proyecto del PP de crecimiento económico, creación de empleo, bajadas de impuestos o mejora de servicios públicos, continúa con Garrido. "La gestión ha sido buena y el proyecto está por encima de las personas", ha recalcado Maíllo.

Lo más