PODEMOS ASAMBLEA (Previsión)

Garzón expone mañana a los suyos las condiciones de la coalición con Podemos

Madrid, 11 may (EFE).- El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, expone mañana ante la Asamblea Político y Social (APS) de su organización las condiciones que recogerá el acuerdo con Podemos para concurrir en coalición a las elecciones, que aún no se ha cerrado, así como las bases de su estrategia electoral para 2019.,A la Asamblea Político y Social, máximo órgano de debate entre congresos pero sin capacidad ejecutiva, la dirección federal que encabeza Garzón llevará este sábado varios docum

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:08

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, expone mañana ante la Asamblea Político y Social (APS) de su organización las condiciones que recogerá el acuerdo con Podemos para concurrir en coalición a las elecciones, que aún no se ha cerrado, así como las bases de su estrategia electoral para 2019.

A la Asamblea Político y Social, máximo órgano de debate entre congresos pero sin capacidad ejecutiva, la dirección federal que encabeza Garzón llevará este sábado varios documentos, uno de ellos con las "bases para la confluencia electoral" con la formación de Pablo Iglesias, aunque tras meses de negociaciones el pacto aún no se ha sellado.

En ese borrador, al que ha tenido acceso EFE, se reconoce la apuesta de IU por buscar una "marca" electoral "común" que deje atrás el nombre de Unidos Podemos con el que concurrieron a las últimas generales, y que consideran les ha restado visibilidad.

Pero si no hay acuerdo, Garzón ya avisa que defenderá que en la papeleta electoral para las municipales, autonómicas y europeas del próximo año estén presentes las siglas de IU, como estarán las de Podemos y otras organizaciones políticas, para que todos se sientan representados y sean "reconocidos" por su electorado.

Podemos, cuyas bases han votado que su nombre debe ir como regla general en la papeleta con la excepción de los ayuntamientos en los que ya tienen gobiernos consolidados con otra marca como Ahora Madrid o Barcelona En Comù, no parece interpretar esta condición como una advertencia.

Fuentes de la dirección morada reconocen a EFE que Unidos Podemos es el nombre con el que ya les identifican los ciudadanos y ven difícil renunciar a él.

Pero están dispuestos a dar IU el protagonismo que pide añadiendo si es necesario sus siglas junto a las del resto de sus aliados y compartiendo los espacios y recursos para "salvaguardar la visibilidad" de todos, como pide Garzón.

En Podemos no se sienten interpelados por las condiciones que mañana planteará Garzón, y creen que hay que leerlas en clave "interna" de IU, que puso el plazo de Semana Santa para cerrar el acuerdo y el pacto sigue pendiente de algunos detalles, pese a que en ambos lados aseguran que las negociaciones van muy bien y que puede ser "cuestión de días".

En cualquier caso, lo que nadie contempla es la posibilidad de presentarse a las urnas por separado, tienen claro que irán en coalición a las próximas elecciones con la meta de "construir un bloque histórico del cambio".

Así se recoge en el borrador que presentará Garzón sobre la confluencia, en el que además aboga por conformar candidaturas unitarias, dejando la última palabra a los ámbitos territoriales, y por abrir la puerta a la incorporación de independientes de la sociedad civil y el mundo profesional en sus listas.

El segundo documento que se someterá a debate este sábado en la Asamblea Político y Social de IU propone a las federaciones que celebren sus propias de primarias entre junio y octubre, y que a partir del 2 de junio se ponga en marcha el proceso "Desde Abajo" para elaborar el programa electoral de forma "abierta y participativa" para consensuarlo con las confluencias.

Pero lo que más revuelo interno ha provocado son los planes para la reorganización de la gestión económica para resolver la deuda y modificar los estatutos para centralizar los recursos, "si así fuera necesario", por "corresponsabilidad y solidaridad federal".

Creen los críticos que esto llevará a una "centralización" contraria al espíritu federal de IU, y sectores como 'IU, sí, con más fuerza' e 'Izquierda Abierta' ya han pedido que se aplace la reforma organizativa anunciada hasta 2019 para que no se solape con la negociación de la confluencia con Podemos.

Algunos, según confirman a EFE miembros de la dirección, quieren que Garzón garantice con firmeza que su apuesta por dejar de ser un partido político clásico y convertirse en un movimiento social no supone que IU vaya a "disolverse" en Podemos.

Quieren que Garzón dé explicaciones y que desmienta de una forma "rotunda" que no tiene en su cabeza acabar con IU, aunque el coordinador federal ya ha asegurado que las federaciones van a seguir siendo autónomas y que "en ningún caso" se contempla "la absorción de IU en otras formaciones políticas".

Lo que busca, dice, es lo contrario: fortalecer su espacio político y a su militancia.

Lo más