AGENDA 2030 (Entrevista)

Gallach, Alta Comisionada para lograr un futuro mejor, más justo y sostenible

La Alta Comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, asegura que afronta con "optimismo y ambición" el reto de hacer realidad el proyecto de la ONU para garantizar "un futuro mejor, más justo y sostenible", especialmente en materias como igualdad, medioambiente y transformación ecológica.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:36

La Alta Comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, asegura que afronta con "optimismo y ambición" el reto de hacer realidad el proyecto de la ONU para garantizar "un futuro mejor, más justo y sostenible", especialmente en materias como igualdad, medioambiente y transformación ecológica.

España ya se había comprometido con la Agenda 2030 cuando Pedro Sánchez llegó a la Presidencia del Gobierno y lo adoptó como "eje de su mandato; un ambicioso plan de transformación del país, con verdadera voluntad de ejecutar esa ambición", subraya Gallach en una entrevista con Efe en su recién estrenado despacho en La Moncloa.

Ex secretaria general adjunta de Comunicaciones de la ONU, Gallach fue designada por Sánchez para "liderar, coordinar e impulsar" el esfuerzo español de hacer realidad la Agenda 2030.

El proyecto busca lograr 17 objetivos como "el fin de la pobreza", acabar con el hambre en el mundo, garantizar la educación, la igualdad de género, el "trabajo decente" y las "ciudades sostenibles", entre otros.

Para ello, lo primero era elaborar un "Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030", una tarea que originalmente había sido diseñado por el Gobierno de Mariano Rajoy y que sufrió cambios "significativos" con la llegada de Sánchez al poder.

Así, "el documento sufre una serie de cambios, todos en la misma dirección: la verdadera transformación del país; la ambición es mucho mayor y la voluntad de ejecutar esa ambición es mucho más clara".

A Gallach el reto no le asusta: "esta agenda es, aparte de ambiciosa, muy motivadora; cuando la entiendes, te enamoras de ella", afirma convencida.

Señala que el proyecto "ha logrado involucrar a todos en un proyecto global": individuos y colectivos, países más o menos desarrollados, organizaciones civiles, sociales y empresariales.

De hecho, Sánchez "ya ha empezado el trabajo" al impulsar iniciativas como la universalización de la sanidad o la acogida de refugiados, argumenta Gallach, a quien esta predisposición del presidente hace sospechar que "poca necesidad habrá de imponerse, será más una labor de coordinación e impulso".

"Lo que sí que habrá que buscar es la manera más eficaz para que los recursos que haya se encaminen hacia la consecución de la agenda", subraya la Alta Comisionada, que también destaca el reto de "movilización de muchísimos actores": las organizaciones sociales, las ONGs, el sector privado, las universidades y todas las Administraciones del Estado.

Nada más estrenarse en el cargo, Gallach viajó a Nueva York como parte de la comitiva de 60 personas que acompañó al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, para presentar el Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030.

La cita en Nueva York no solo sirvió para "demostrar ante el mundo" el compromiso de España, sino también para mostrar la "riqueza, diversidad y coherencia" de todos los sectores que apoyan el proyecto: administraciones, empresas, organizaciones, universidades.

Tuvo el valor de comunicación, de inclusión, y el valor de comunicación de diversidad, porque aparte de todos estos agentes de la sociedad civil estaban representantes del Congreso y el Senado, de las CCAA y de grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

El examen ante la ONU obligó también ha presentar un balance de "debilidades y fortalezas" de España "medidas objetivamente con indicadores internacionales que indican el estado real por objetivo y señalan los desafíos".

"Ha sido muy útil. Aparte de explicar las muchas cosas positivas de España, es un ejercicio también de sobriedad, de reconocer que tenemos muchas cosas que funcionan bien, pero no cumplimos ningún objetivo como tal, por tanto hay que trabajar en todos", explica Gallach.

Preguntada por fortalezas y carencias de España, la Alta Comisionada no duda: "la principal fortaleza es el liderazgo del Gobierno; las carencias: que hay dos grandes áreas en las que hay que trabajar muchísimo la desigualdad y toda la parte medioambiental. También en innovación tenemos mucho que hacer".

"Tenemos una constelación de zonas en las que tenemos mucho que trabajar", concluye con ilusión.

Lo más