Fracaso de la rueda de prensa independentista en la "embajada catalana" en Berlín: solo acude un periodista

La representación catalana en Alemania había convocado una rueda de prensa como medida propagandística tras la sentencia del procés

Fracaso de la rueda de prensa independentista en la embajada catalana en Berlín: solo acude un periodista

 

Corresponsal de COPE en Berlín

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:54

La Oficina de Representación de Cataluña en Alemania había elegido para la ocasión la Casa de la Prensa, la sede de los principales medios internacionales de la capital alemana. La convocatoria de la rueda de prensa para valorar la sentencia de ayer había sido enviada, como de costumbre, tanto a los medios alemanes como a la Asociación de la Prensa Extranjera, que agrupa a los corresponsales permanentes en Alemania. Y en la sala 0107 había sido dispuesto un desayuno con croissant recién hechos, ensalada de frutas, café y bebidas, para los periodistas. Pero si en ocasiones anteriores convocatorias como esta habían recibido una amplia respuesta de los medios alemanes, esta vez el esfuerzo de comunicación exterior fue ignorado por completoSolamente un periodista alemán ha acudido a la cita, un free lance que ha publicado artículos en Junge Welt, diario de izquierda radical que funciona como una cooperativa. El número de desplazados desde la Oficina de Representación de Cataluña a la Casa de la Prensa para atender a los medios multiplicaba por tanto por seis a los representantes de éstos.

Tras un discurso de la directora de la Oficina, Maria Kapretz, en el que ha denunciado que en España se violan las libertades civiles y que hay “una justicia de dos clases en beneficio de las élites”, ha dado paso a las preguntas. El único periodista asistente se ha interesado por los pasos a seguir a partir de ahora, a lo que Ignacio Portela ha respondido que recurso de amparo y Tribunal de Estrasburgo. Como no había más preguntas, el acto ha concluido quince minutos después de haber empezado.

La nula atención que ha recibido esta convocatoria denota un cambio significativo en la comunicación exterior de la cuestión catalana y adelanta un fracaso en los intentos de internacionalización del conflicto. El portavoz del gobierno alemán, Stefen Seibert, ha dejado claro que Alemania, como el resto de la UE, respeta las decisiones de los tribunales españoles y ni siquiera las comenta. También ha repetido, tras conocerse la sentencia, que “Alemania considera que el conflicto debe resolverse de forma interna en España, de acuerdo a las leyes y a la Constitución españolas”.

Lo más