ERC: "España gana o pierde, pero nunca negocia por voluntad propia"

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià

Quique García

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:00

El actual líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha expresado  la coincidencia con el candidato de JxCat a la investidura, Quim Torra, pero le ha dicho sobre su oferta de diálogo que hay que crear las condiciones adecuadas, puesto que "España gana o pierde, pero nunca negocia por voluntad propia".

En su intervención en el pleno de investidura de Quim Torra, el actual líder de ERC en el Parlament ha transmitido el apoyo de su formación parlamentaria y el compromiso de "trabajar para revertir los efectos del 155 y al servicio de este proyecto compartido".

Sobre la oferta de diálogo que ha ofrecido Quim Torra, el presidente del grupo de ERC ha "animado" a hacerlo posible creando las condiciones necesarias, especialmente contando con apoyos internacionales, si bien ha lanzado algunas advertencias.

"Estamos ante un Estado que hace republicanos día a día, que expulsa a demócratas mientras algunos se lo miran de lejos", ha afirmado Sabrià antes de subrayar que "España gana o pierde, pero nunca se sienta a negociar por voluntad propia; sólo lo hace si se le obliga".

"Sólo por la presión de la gente, de las instituciones y de la comunidad internacional, podemos hacer que este momento llegue", ha recalcado.

Según este portavoz republicano, estamos ante un Gobierno "que es capaz de todo para garantizar la unidad de España" y que "ha preferido fracasar democráticamente, tirar a la basura su prestigio internacional y tener una crisis de legitimidad en Cataluña que es irrecuperable".

"Cataluña -ha añadido el dirigente republicano- ha creado la mayor grieta que ha tenido el régimen del 78", pero "son el autoritarismo y la indecencia las que acabarán con un régimen" que no duda en emprender "la persecución de la disidencia", lo que comporta "una gran degradación de su propio sistema de derechos y valores".

Según Sabrià, los partidos de ámbito estatal "son más de ganar que no de convencer", pero les ha recordado que en Cataluña no tienen mayoría para gobernar, y esto sucede, ha opinado, porque cuentan "con un Estado sin proyecto para Cataluña pero tampoco para el resto de pueblos, solo ofrecen inmovilismo y servir a las elites".

Sobre el programa de gobierno acordado entre JxCat y ERC, ha apuntado: "Sabíamos que esta legislatura sería excepcional, pero el objetivo continúa inalterable, trabajar para ganar la liberad y hacer que Cataluña se convierta en una república socialmente justa y económicamente próspera".

El líder de ERC en el Parlament ha insistido asimismo en algo que ahora mismo es un eje de la estrategia de su partido: "Hay que ampliar la mayoría social, construir una mayoría sólida, amplia e incontestable en favor de la república".

Ha preconizado que esta ampliación de la mayoría social se construya en las instituciones con la acción de gobierno, pero sobre todo, ha dicho, "en la calle, con un gran diálogo de país con vocación constituyente" que comporte "que nadie se sienta excluido del nuevo país".

Lo más