COPE

La herencia de Raúl Castro en Cuba: crisis, miseria y represión

El relevo en el gobierno de Cuba genera muchas incógnitas de cara a un futuro cercano, pero los ciudadanos del país apenas tienen esperanzas de que cambie la situación

Audio

Foto: EFE

David Ferreiro

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11 may 2021

Cuba se despierta, después de más de 60 años, sin ningún Castro a la cabeza. O, al menos, sin ninguno que ocupe la presidencia de la República o el liderato del único partido permitido en la isla, el Partido Comunista de Cuba (PCC).

El VIII Congreso del partido dio inicio a una nueva etapa en la isla, tras el paso a un lado de Raúl Castro, que al igual que hizo en 2018 con la presidencia de la isla, deja el liderato de la formación política en manos de Miguel Díaz-Canel, aunque en realidad tiene a hombres de su confianza en todos los puestos importantes.

Para los más optimistas, la ausencia del apellido Castro podría insinuar una época de aperturas y cambios sociales en el país caribeño. Pero, al menos al parecer, eso está lejos de ocurrir. Raúl, que ronda los 90 años, lo ha dejado todo atado y bien atado. El relevo en la isla en el plano ideológico está más que asegurado. Como comenta Yaxys Cires, director de estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, "el último Castro se va, pero el castrismo permanece".

Y todo a pesar de los cambios progresivos que ha ido sufriendo el país desde la caída de Fidel, con la reapertura de la embajada estounidense incluída. Porque el gobierno cubano, a pesar de que sigue defendiendo los valores que transmitió en su día Fidel, ha tenido que ir modificando su ADN para poder sobrevivir, especialmente, tras las más de 200 medidas y sanciones impuestas por el expresidente americano, Donald Trump, durante su mandanto.

Como comentó a COPE el activista cubano Antonio Rodiles, "lo que viene es el neocastrismo, aunque él no aparezca en la nómina del partido, sigue siendo el máximo mandatario del ejército. Sigue teniendo poder". Del mismo modo, Rodiles comenta que Castro "se ha asegurado el poder al tener a su ex yerno en frente del conglomerado económico del país, GAESA".

Audio

Foto: EFE

La crisis económica y social se han ido acrecentando con el paso del tiempo y la llegada de la pandemia del coronavirus no ha hecho más que agravar una situación ya de por sí delicada. "No es algo coyuntural, de la situación, si no que Cuba está en crisis económica constante", afirma Cires. Aún así, el silencio en las calles sigue siendo la norma de obligatorio cumplimiento para una población que, a pesar de las posibles consecuencias, sigue alzando la voz.

Y ante quién rompa este silencio, represión. Ya no solo a aquellas voces que hablan desde fuera de la isla, si no también para aquellos que lo hacen desde dentro. Los modelos y las formas siguen siendo las mismas, a pesar del paso del tiempo. "Lo que ha cambiado es que, al existir las redes sociales, el alcance de las protestas es mayor", comenta a los micrófonos de COPE Antonio Rodiles.

La herencia del castrismo

Cuba ha cambiado en los últimos años, pero no lo necesario. Y por lo que parece, tampoco lo hará ahora. Si bien es cierto que el Gobierno de Raúl ha sido, por decirlo de alguna manera, más laxo que el de su hermano Fidel, el país sigue prácticamente en el mismo punto. "Ese es el problema", comenta a los micrófonos de COPE un ciudadano cubano residente en España, para después añadir que "mantiene los niveles sociales al mismo nivel que hace 20 años y el nivel económico es nulo. No hay proyecciones".

Raúl cogió las riendas de la isla en el año 2008, tras una transición de poder gradual en los años anteriores obligada por la enfermedad de su hermano. Ocupó el puesto durante una década, hasta que dejó en el poder político a Miguel Díaz-Canel, que ahora también hereda la presidencia del partido único.

La tónica, a pesar de las reformas propuestas y llevadas a cabo tanto por uno como por otro, no ha supuesto ninguna mejora en la situación del país. El proceso de modernización sigue siendo muy lento, al mismo tiempo que continuan la pobreza, el hambre, las libretas de racionamiento y la carencia de derechos, libertades y garantías democráticas. "Se sigue persiguiendo al disidente", sentencia Cires.

El espejismo de las reformas

Las últimas medidas adoptadas en el país parecen no funcionar como se esperaba. Un claro ejemplo es la reforma económica, llevada a cabo ya con Miguel Díaz-Canel en la presidencia y que continúa en la actualidad.

La unificación de la moneda, retirando el peso cubano convertible (la moneda para los extranjeros) trajo consigo el fantasma de la inflación, además de que a nivel de resultados no se aprecia ningún cambio. "Es un proceso lento y poco claro", comenta resignado un ciudadano cubano residente en España.

Por ello, la situación economía es muy preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta lo difícil que resulta generar ganancias para los habitantes de la isla, que como comenta Rodiles se ven obligados a acudir al mercado negro.

Una dinámica que parece complicada de cambiar, ya que como comenta Cires depende de muchos factores: "Cuba tiene una situación muy difícil. Estados Unidos no parece que vaya a cambiar de parecer, Venezuela está muy mal también, no pueden ayudar... Es el fracaso de un modelo en lo económico, en lo político y en lo social", a lo que luego añade que es necesario "hacer una gran reforma".

Audio

Foto: EFE

El covid en su peor momento

Por si todo esto fuera poco, Cuba se encuentra ahora ante su momento más crítico en la pandemia del coronavirus. Las medidas sanitarias, entre las que se encuentra un estricto toque de queda, no han servido para frenar la expansión del virus por la isla.

Cuba reporta sus peores datos desde que comenzó a propagarse la enfermedad, registrando en los últimos días más de 1.000 casos diarios. Y todo a pesar de desarrollar sus propias vacunas, la Soberana 2 y la Abdala, y de iniciarse la campaña de vacunación en la que esperan incluir inoculaciones de otros países.

A la fecha de la publiación de este artículo, Cuba registra cerca de los 98.000 positivos por covid, de los cuales, algo más de 500 han fallecido. La población de la isla sobrepasa los 11 millones de habitantes, aunque las autoridades esperan vacunar a la mitad de la población antes de que acabe el verano.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar