Un colegio de Berlín ofrece solo Islam como asignatura de religión

El nuevo curso ha comenzado con una sorpresa para el berlinés Bernhard Wolter

Berlín. Imagen de archivo

 

Corresponsal de COPE en Berlín

Berlín

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:03

El nuevo curso ha comenzado con una sorpresa para el berlinés Bernhard Wolter. Su hijo de 9 años llegó a casa con el nuevo horario de clases y descubrió que dos días a la semana, el martes y el jueves,  tiene una hora de Islam, religión que la familia no profesa ni desea profesar. Cuando llamó a la secretaría para deshacer el malentendido le explicaron que el origen del problema es que la parroquia evangélica de Berlin-Brandenburg-Oberlausitz, que hasta ahora proporcionaba al menos un profesor de religión cristiana a la escuela Teltow, ya no dispone de personal. A efectos prácticos, esto significa para el alumno que puede optar entre la asignatura de Islam o una hora libre en la que no habrá personal docente a su cargo. Puede quedarse en el patio del colegio o, en invierno, en el pasillo. Solo o en compañía de otros niños de la clase que no deseen cursar esa asignatura, puesto que la clase de Religión no es obligatoria en el sistema educativo de Berlín.

“Si una escuela de enseñanza básica alemana solo puede ofrecer a sus alumnos el Islam en la asignatura de religión es que algo va muy mal en el occidente cristiano, ríe por no llorar el padre. En la ciudad-estado de Berlín la asignatura de religión es voluntaria, de manera que los colegios están obligados a reservar para ella dos horas semanales en el horario escolar, un aula para que pueda tener lugar la clase ya tomar parte en los costes de personal que suponga su enseñanza. Pero lo demás es cosa de las iglesias. La iglesia evangélica aporta unos 500 profesores de religión que cubren el 70% de los colegios de la capital alemana. El Arzobispado de Berlín, por su parte, surte de profesores a tres estados federados alemanes: Berlín, Brandemburgo y Mecklemburgo-Antepomerania. Solo en Berlín atiente algo menos de 300 colegios. La carencia de profesores o voluntarios afecta por igual a las dos iglesias y muchas de las plazas no se cubren.

Berlín votó en un referéndum en 2009 si debía recuperarse o no la asignatura de religión como obligatoria, después de que la iniciativa “Pro Reli” recabase las firmas necesarias para ello, pero el resultado de la consulta fue negativo, de forma que la única obligatoria para todos es la asignatura de  Ética, mientras que en algunos colegios se permite a los alumnos optar por religión, tal como estableció en 2006 un gobierno regional formado por los socialdemócratas y los postcomunistas de Die Linke (La Izquierda).

Los dos por entonces candidatos a la Cancillería, la actual canciller alemana Angela Merkel, de a Unión Cristianodemócrrata (CDU), y el actual presidente de Alemania, el socialdemócrata (SPD) Frank-Walter Steinmeier, firmaron la petición del referédum, a pesar de la oposición de sus partidos. También por aquel entonces el 60% de los habitantes de Berlín se declaraba “sin religión”, pero esta situación ha cambiado radicalmente con el incremento de inmigrantes de religión musulmana.

El último estudio disponible sobre “La vida musulmana en Alemania” señala que 54.000 estudiantes de secundaria en Alemania reciben clases de religión islámica en 800 colegios, pero se trata de un estudio realizado en 2008, antes de la llegada masiva de refugiados a Alemania y se estima que la cifra de interesados podría ser hoy 10 veces mayor. En 2006 el número de alumnos que cursaba esa asignatura era de 42.000, según ese mismo informe que elabora la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF). Rauf Ceylan, profesor de estudios islámicos contemporáneos en la Universidad de Osnabrück, cree que el número de niños musulmanes de entre seis y 18 años en las escuelas alemanas es de alrededor de 750.000 a 800.000. Esa misma encuesta apuntaba en 2008 que unos 70.000 estudiantes adicionales estarían interesados en las clases de alevismo, la segunda religión mayoritaria en Turquía. Para establecer una clase de religión Islam en un colegio de Berlín, es necesario que haya al menos 12 niños que quieran participar, se debe presentar una solicitud, e informar a los padres del resto del grupo de que existe esta posibilidad. La demanda existe y si no hay estas clases en más colegios es porque no hay profesores disponibles. Musa Bagrac, profesor de Islam en el colegio “Hermanos Scholl” de Lünen, insiste en que es necesario centrar los esfuerzos en que las clases de Islam en colegios alemanes tengan lugar en lengua alemana y bajo supervisión de las autoridades educativas, “para evitar la ideologización y la radicalización del Islam”.

El artículo 7 de la Constitución alemana establece que: "La educación religiosa debe formar parte del plan de estudios regular en las escuelas estatales, con la excepción de las escuelas no confesionales. Sin perjuicio del derecho de supervisión del estado, la educación religiosa se impartirá de acuerdo con los principios de la comunidad religiosa".

Lo más