Boletín

Asesina a una joven rusa utilizando perfiles falsos en Blablacar

Vitaly Chikirev utilizó perfiles falsos en BlaBlaCar para quedarse a solas con Irina, la joven rusa a la que mató

Irina y Vitaly en Facebook

Irina y Vitaly en Facebook

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:29

Irina Akhmatova tenía 29 años. Regentaba dos restaurantes de una cadena de comida rápida en Moscú y se dirigía a su casa en Tula para pasar las navidades con su familia. El recorrido hasta su ciudad natal era de 165 kilómetros y, para ahorrar los costes del viaje, decidió publicar un anuncio en el portal de carsharing BlaBlaCar. Pero nunca llegó a casa. Al cerciorarse de su desaparición, el 23 de diciembre sus familiares dieron la voz de alarma a las autoridades.

Según informa la agencia rusa Ria Novosti, la policía inició una investigación que le llevó a la detención de Vitaly Chikirev, apodado Chekist, un exmilitar de 39 años que según cree la policía, empleó la plataforma de carsharing para cometer robos. Fue él mismo quien, una semana después de la desaparición de la joven, confesó a las autoridades ser el autor del asesinato y les condujo hasta el cuerpo de su víctima en una zona boscosa cercana a la carretera en dirección Tula.

Así actuaba

Según medios locales, el exmilitar creó perfiles falsos en BlaBlaCar y solicitó todas las plazas que Akhmatova ofertaba para quedarse a solas con su víctima. En su confesión, Chekist dijo desconocer cómo se llamaba la joven y se mostró arrepentido. Pese a colaborar con las autoridades para localizar dónde dejó el cadáver de la joven, se negó a admitir si había abusado sexualmente de ella, tal y como apuntan los informes policiales.

Medios locales informan que el autor confeso de Akhmatova estaba divorciado y era padre de cuatro hijos. Había difundido un mensaje en la red en el que aseguraba buscar a una mujer de entre 18 y 27 años, de “al menos 1,70 metros de altura, una copa B de pecho y que se cuide” para casarse con ella. En cuanto a él, se describía como un hombre “preparado para el matrimonio” y prometía “amor, sexo, cariño, confort e inspiración”.

En el pasado, Chekist había ingresado en prisión tras ser acusado de asalto a mano armada y violación. También, según detalla The Mirror, permaneció un tiempo ingresado en un psiquiátrico

Lo más