Una joven acusada de matar a su pareja cuando la iba a dejar dice que le clavó el cuchillo "accidentalmente"

La acusada ha insistido en que solo cogió el cuchillo para amenazar a su pareja y posteriormente ya lo vio manchado de sangre

ctv-oyk-zar2

Un agente de la Guardia CivilEFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:20

Una joven acusada de matar a su pareja cuando le iba a dejar ha afirmado en el juicio que solo cogió el cuchillo para amenazarle y que no recordaba cómo sucedió todo porque iba "muy bebida": "Puede que se clavara el cuchillo accidentalmente", ha manifestado.

La joven, que ha empezado a ser juzgada este lunes por un jurado popular en la Audiencia de Valencia, se enfrenta a una pena de 12 años y medio de prisión por un delito de homicidio con la circunstancia agravante de abuso de superioridad y con la atenuante de embriaguez, según reclama provisionalmente el ministerio fiscal.

Durante la vista, la acusada, que únicamente ha querido responder a las preguntas formuladas por su letrado, ha negado los hechos que se le imputan y ha aseverado que todo fue un accidente.

Los hechos se remontan al 23 de octubre de 2017 en el domicilio que la pareja compartía en la ciudad de València. Ese día la joven, según el relato fiscal, cogió un cuchillo de cocina y se lo clavó a su compañero sentimental después de que éste le comunicara que quería poner fin a la relación.

La víctima llegó a grabar el sonido de la agresión que estaba sufriendo con su teléfono móvil. La mujer había consumido ese día en compañía de la víctima y otros amigos alcohol y cocaína, consumo que, según el fiscal, pudo afectar a su "capacidad de querer y entender pero sin llegar a anularla".

La acusada ha insistido en que solo cogió el cuchillo para amenazar a su pareja y posteriormente ya lo vio manchado de sangre. Ha relatado que no lo tenía agarrado fuerte y "puede" que su pareja se lo clavara "accidentalmente" cuando se lo quitó.

"El dijo algo y cuando lo miré, lo ví con sangre", ha dicho, al tiempo que ha afirmado que se asomó por la ventana para pedir ayuda a una vecina tras decirle que "no sabía lo que había pasado". También intentó llamar desde su teléfono móvil a una ambulancia pero no pudo: "Nunca había presenciado algo así. Empecé a gritar y a pedir ayuda", ha subrayado.

"No me planteé huir porque no había hecho nada", ha añadido, al tiempo que ha indicado que tras el suceso, se bajó en el ascensor con la víctima hasta que luego llegó la Policía. La mujer ha afirmado durante el juicio que la víctima "a veces" le "obligaba" a mantener relaciones sexuales y le "pegaba".

Lo más