Susana Díaz, en el acto de la Constitución: "Estoy fuerte, segura y tranquila"

Susana Díaz, en el acto de la Constitución: Estoy fuerte, segura y tranquila

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:41

La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, ha trasladado este jueves a todo aquel que se le ha acercado en el Congreso para preguntarle cómo estaba tras la debacle de su partido en las elecciones del pasado domingo que se encuentra "fuerte, segura y tranquila".

Díaz ha acudido al acto principal en la Cámara Baja por el cuadragésimo aniversario de la Constitución junto a otros 11 presidentes autonómicos. Todos ellos han estado ubicado en las tribunas de invitados del hemiciclo, entre ellos sus compañeros socialistas Javier Fernández (Asturias), Javier Lambán (Aragón), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) y Guillermo Fernández Vara (Extremadura). El valenciano Ximo Puig y la balear Francina Armengol han participado en actos de conmemoración de la Carta Magna en sus respectivos territorios.

Díaz, a quienes los periodistas dirigían todas las miradas, se ha sentado en una de las primeras filas de la tribuna de invitados, en medio de los presidentes de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Asturias, Javier Fernández, con el que ha estado charlando largo y tendido.

Al término del acto celebrado en el Salón de Plenos, la presidenta ha confesado a los periodistas que se encontraba "fuerte, segura y tranquila", tras los resultados cosechados por su partido en los comicios del domingo, los peores de la historia, aunque ha admitido que había tenido días mejores.

El mismo mensaje ha trasladado a otras altas autoridades del Estado que ha saludado y a otros compañeros del partido con los que ha estado hablando. En concreto, se le ha visto departir con el exvipresidente del Gobierno Alfonso Guerra y saludar brevemente al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

EL MALESTAR DE DÍAZ CON FERRAZ

Tras la debacle del domingo en Andalucía, donde los socialistas se dejaron 14 escaños y más de 400.000 votos, Ábalos se refirió a la necesaria "regeneración" que a su juicio debe haber en el PSOE andaluz y apuntó a una posible dimisión de Díaz.

Sus palabras generaron un gran malestar en el PSOE andaluz y Díaz no tardó en replicarle que "se regenera lo que está degenerado" y su partido, con ella como candidata, no lo está porque ha ganado las elecciones, aunque no sume con Adelante Andalucía ni con Ciudadanos para gobernar.

Tan sólo un día después, el secretario de Organización rectificó sus palabras y, aunque volvió a llamar a la regeneración del partido, afirmó que en ningún momento él había pedido la renuncia de Díaz, que está determinada a seguir como líder de la oposición.

En la dirección del PSOE creen que, aunque Díaz se resista a abandonar el liderazgo del partido, a la larga terminará yéndose motu propio porque le resultará insoportable aguantar en esa situación, en la que irá comprobando cómo hasta sus fieles empiezan a mirar hacia un nuevo liderazgo.

Lo más