PP COSPEDAL (Previsión)

El PP suelta amarras con Cospedal a la espera de su decisión sobre su escaño

El líder del PP, Pablo Casado, ha comparecido hoy por segunda vez públicamente desde que salieron los audios de María Dolores de Cospedal con el excomisario Villarejo y ha sido para desvincular al partido de sus posibles gestiones, a la espera de la decisión que ella adopte sobre su escaño.,Si en su primera comparecencia, el jueves pasado en Huelva, le dejó claro a la Cospedal que no tenía ningún compromiso con ella, sino solo con los militantes, hoy ha rechazado que se hag

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:25

El líder del PP, Pablo Casado, ha comparecido hoy por segunda vez públicamente desde que salieron los audios de María Dolores de Cospedal con el excomisario Villarejo y ha sido para desvincular al partido de sus posibles gestiones, a la espera de la decisión que ella adopte sobre su escaño.

Si en su primera comparecencia, el jueves pasado en Huelva, le dejó claro a la Cospedal que no tenía ningún compromiso con ella, sino solo con los militantes, hoy ha rechazado que se haga partícipe al partido de cualquier práctica del pasado que le pueda "avergonzar".

Un día después de la renuncia de Cospedal a su puesto en la ejecutiva del PP, se trata de mantener un "equilibrio exigente" entre la petición de responsabilidades y el respeto a la presunción de inocencia, según ha dicho Casado, quien también ha descartado caer en "afanes inquisitoriales" tras los audios de Villarejo.

Por el contrario, Casado considera que ya ha cumplido con su obligación tras la renuncia de Cospedal a su cargo en el partido, mientras que queda en el aire su renuncia al escaño, que han reclamado ya el PSOE, Ciudadanos y Podemos.

Fuentes de la dirección del partido han dejado claro que Casado no puede "aceptar ni respetar" los encargos reflejados en las conversaciones de Villarejo con Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro, para que espiara a compañeros como Javier Arenas o al hermano del exlíder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Y aunque el líder del PP cree que estas posibles gestiones están "sobredimensionadas" en las grabaciones, eso no las justifica "por muy compleja" que fuera la situación del partido en 2009.

Además, Casado está tranquilo sobre cualquier nueva grabación del excomisario, en las que tiene claro que él no saldrá, y tampoco afectarán a la dirección del partido una vez que Cospedal ha abandonado su puesto en la ejecutiva.

El PP cree que está siendo más ejemplar en este asunto que otros partidos y Casado ha insistido en reclamar hoy la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por aparecer en estos mismos audios y porque "conoció de delitos y una trama mafiosa" durante una conversación con Villarejo.

Para esta segunda aparición ante los medios de comunicación, ha elegido Casado una reunión del grupo popular en el Senado, en la que volvía a las filas del partido la senadora Pilar Barreiro, quien pasó al grupo mixto tras su imputación en el caso Púnica.

El regreso de Barreiro al escaño del PP, tras quedar exculpada en este caso, fue recibido con aplausos de sus compañeros senadores y el propio Casado se acercó a saludarla nada más entrar en el encuentro.

Su caso ha sido puesto como ejemplo por parte de Casado tanto por la necesidad de respetar la presunción de inocencia como por la actitud de Barreiro, que le "honra", de renunciar a su escaño del PP para no perjudicar a la dirección nacional cuando estaba en juego el apoyo de Ciudadanos a los presupuestos.

También ha considerado Casado que la decisión de Cospedal de marcharse de la dirección del partido "le honra", y ha valorado este paso al igual que otros representantes el partido.

El líder del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la ha calificado de decisión "coherente y correcta" y, sobre su escaño de diputada en el Congreso ha dicho que tiene la "sensación" de que la propia Cospedal "adoptará una decisión en los próximos meses".

Por su parte, la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, se ha mostrado convencida de que Cospedal, "como mujer de partido que es, sabrá hacer lo mejor para el PP", al igual que el el exministro Juan Ignacio Zoido al apuntar que hará "todo lo mejor que considere" para el partido.

Quien no ha querido entrar en esta cuestión ha sido el portavoz adjunto del PP en el Senado, Javier Arenas, ya que ha eludido, por ser "lo mejor para el partido", hacer cualquier comentario acerca del dossier sobre él que supuestamente encargó el marido de Cospedal al excomisario José Manuel Villarejo.

Y sobre lo que sintió cuando conoció que su nombre aparecía en los audios, se ha limitado a decir: "Esa es una respuesta que usted me pide muy íntima".

Lo más