COPE

La sexta ola subraya la improvisación de Sánchez y genera desconcierto entre las CC.AA

La Conferencia de Presidentes terminó con una sensación agridulce entre varios líderes autonómicos y con matizaciones de Sánchez respecto al uso de mascarillas en exteriores

Pedro Sánchez
Javi García
@garciaperezcom

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 01:56

La esperada Convención de Presidentes celebrada este miércoles entre el Gobierno de España y los presidentes autonómicos ha dejado sensaciones diferentes entre los máximos líderes de cada región y también entre la población, ya que han sido muchas las quinielas que desde el pasado domingo, cuando Pedro Sánchez anunció desde Barcelona esta convocatoria, se han hecho respecto a las posibles restricciones que se podrían imponer tras esta cumbre.

Al final, la más importante y que afecta de lleno a la población en su día a día es la vuelta de las mascarillas en exteriores, aunque tal y como ha precisado el presidente del Gobierno, tras recular después de la reunión con los presidentes, habrá excepciones y salvedades en su uso.

Además, el líder del Ejecutivo ha anunciado otras medidas como intensificar el proceso de vacunación, apoyarse en personal de las Fuerzas Armadas, invertir 292 millones de euros de los Presupuestos para reforzar la atención primaria y comunitaria, y la posibilidad de poder contratar a personal jubilado o prejubilado, decisión que ha generado dudas en presidentes como el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Por lo tanto, Pedro Sánchez ha descartado medidas más drásticas como toques de queda, cierre de la hostelería y el ocio nocturno, o cierres perimetrales, tal y como ha defendido de forma férrea en las últimas jornadas el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Sánchez ha lanzado un mensaje de tranquilidad y prudencia. Amparándose en el alto porcentaje de vacunados en nuestro país para no imponer más restricciones, algo que también ha provocado ciertas dudas y sensación de improvisación ante la incesante subida de casos que se registra día a día en nuestro país.

Con esta decisión, el Gobierno deja claro que el punto de atención ya no está en el número de contagios, está en la presión hospitalaria y el porcentaje de camas ocupadas en las UCIs, descartando de manera tajante, de nuevo, el informe elaborado por los técnicos de Sanidad y algunas comunidades. Por último Sánchez si ha pedido a los presidentes autonómicos mientras dure esta sexta ola reunirse más veces. Con un intervalo de diez días entre reunión y reunión.

El cambio de discurso sobre las mascarillas en exteriores

Este jueves, el Consejo de Ministros se reunirá a horas de la Nochebuena para aprobar el decreto que impondrá las mascarillas en exteriores desde el día 24 de diciembre. En este sentido, se recupera una medida que se aplicó al principio de la pandemia, pero que en la actualidad se ha convertido en una decisión muy controvertida que solo ha contado con el apoyo de siete comunidades autónomas, mientras que las demás, y sobre todo los expertos, han rechazado tras categorizarla de inoportuna e ineficaz para frenar el avance de ómicron en esta sexta ola.

Tras intentar establecer un uso universal de la mascarilla en exteriores, Sánchez ha tenido que recular tras escuchar las exigencias de las autonomías, defendiendo que se "contemplarán excepciones" y "salvedades". Haciendo caso a las comunidades autónomas, esas salvedades podrían evitar el uso de la mascarilla siempre que haya distancia de seguridad suficiente, de al menos metro y medio, se esté en ámbitos rurales o en el campo, cuando se practique deporte o haya escasa presencia de población o personas. En este sentido, habrá que esperar al Consejo de Ministros de este jueves para conocer exactamente cuáles son esas salvedades.

En definitiva, podríamos estar ante una ley muy parecida a la que ahora mismo está en vigor. Esta medida fue defendida por siete comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, País Vasco, Castilla y León y Navarra.

En otro orden de asuntos, Sánchez no ha contemplado medidas más restrictivas y sobre todo "un marco común" de medidas, algo que fue demandado por varias autonomías. En este sentido, el Ejecutivo se mantiene en su postura de no establecer medidas que alteren la actividad económica y las relaciones sociales, tal y como defendió cuando presentó el nuevo semáforo covid.

Quejas y críticas entre los presidentes autonómicos

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El orden del día de la Convención de Presidentes ha saltado por los aires nada más comenzar la reunión, cuando Pedro Sánchez ha anunciado su decisión de imponer las mascarillas en exteriores sin escuchar antes las reflexiones de los diferentes presidentes autonómicos. Pocos minutos después del comienzo de la videoconferencia, fuentes gubernamentales ya había filtrado la postura del Gobierno, que al final ha sido la única que se ha aprobado este miércoles.

Una de las presidentas que se ha mostrado más crítica ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso ha pedido que la obligación de usar las mascarillas en exteriores se quede en una mera recomendación. Además, ha rechazado la decisión del Gobierno respecto a ofrecer rastreadores militares.

Otras comunidades como Murcia, Castilla y León y Galicia se han sumado al grupo que han exigido que se produzcan excepciones en su uso, tal y como ha contemplado Sánchez tras las Conferencia de Presidentes. También Aragón ha mostrado sus dudas, señalando que que habría que reservar la mascarilla para exteriores.

Un conferencia ineficaz para muchos presidentes

El resumen para muchos presidentes se puede definir con una palabra: 'ineficacia'. Sánchez ha tenido que dar explicaciones por no imponer medidas más drásticas a presidentes como el de Cataluña o el del País Vasco.

Urkullu ha afeado a Sánchez que el Consejo de Ministros se vaya a reunir para "adoptar medidas ya decididas", quejándose de que en la Conferencia se debería haber impuesto un criterio común y afeando al Gobierno que haya tomado decisiones sin escuchar antes a las autonomías.

Mientras, el presidente catalán, Pere Aragonès, ha acusado a Pedro Sánchez, de "tibieza" y de falta de valentía al plantear medidas "insuficientes" para frenar la nueva ola de contagios de coronavirus, una actitud que ha tachado de "temeraria".

En esta dirección también se ha pronunciado el presidente de la Región Murcia, Fernando López Miras: "Que estemos en una situación distinta a la de 2020 no significa que gracias a la vacuna estemos en una situación de normalidad". Lamentando de nuevo que el Gobierno aboque a la población a 17 comunidades distintas.

Desde Galicia, Feijóo ha lamentado que al no haber establecido limitaciones se vaya a celebrar los cotillones y los festejos típicos de las fechas navideñas.

El socialista Javier Lambán también ha mostrado su preocupación después de la Conferencia de Presidentes, señalando que las medidas contempladas pueden ser "insuficientes" en caso de que los casos sigan subiendo, algo que hace mirar al futuro con cierta preocupación desde la Presidencia de Aragón.

Fondo covid y ley de pandemias

Sobre la mesa de la Conferencia de Presidentes, otros dos asuntos han marcado el ritmo del debate: la creación de un fondo covid, medida rechazada por el Ejecutivo, y la creación de una ley de pandemias, petición exigida en más de una ocasión por el Partido Popular.

Ante estas exigencias, respecto a las que se ha producido disparidad entres los máximos líderes autonómicos, Sánchez ha querido defender la postura del Gobierno señalando: las comunidades cuentan con recursos para abordar restricciones y limitaciones, ya que en el ámbito de sus competencias pueden tomar decisiones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo