Sánchez fracasa en su primer intento de ser presidente: Podemos se abstiene y ERC vota en contra

El líder socialista no obtiene la mayoría absoluta necesaria y tendrá que esperar al jueves. Iglesias evita el "no" como gesto para negociar

Vídeo

 

COPE.ES / AGENCIAS

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:57

Pedro Sánchez tendrá que esperar al menos hasta el jueves para ser presidente del Gobierno. El candidato socialista no ha obtenido la mayoría absoluta necesaria para ser elegido presidente en la primera votación tras el debate de investidura. Sánchez sólo ha contado con el apoyo de los diputados de su formación (123) y el candidato del partido regionalista cántabro. Han votado en contra PP, Ciudadanos, Vox, ERC, JxCat, Coalición Canaria y Navarra Suma. Unidas Podemos, con quien el PSOE mantiene una negociación para un gobierno de coalición, ha optado por la abstención al igual que Bildu y Compromís. Irene Montero, que votaba de forma telemática, ha optado por el "no". En total, 123 "síes", 170 "noes" y 52 abstenciones. Los cuatro diputados presos de JxCAT no han podido votar. 

Unidas Podemos se ha decantado finalmente por la abstención, una decisión de última hora con la que la coalición ha buscado dejar patente su voluntad de acuerdo con los socialistas.  Según han confirmado desde Unidas Podemos a EFE, esta decisión responde a un "gesto más" con el que el partido busca facilitar las negociaciones para conformar una coalición con los socialistas. Las diferencias siguen siendo palpables y no hay prevista una reunión por equipos para este martes. La oferta del PSOE a Unidos Podemos está hecha y no se piensa modificar: una vicepresidencia y dos ministerios, todos de nueva creación y sin capacidad ejecutiva. La vicepresidencia sería ocupada por Irene Montero, siguiendo la demanda de Iglesias. La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, recalca que su partido no ha ofrecido políticas "decorativas" sino que son cargos de "políticas muy importantes" y "áreas de trabajo" muy "atractivas" y que llevan el "sello de la izquierda".  Calvo ha defendido así que la oferta que los socialistas hicieron a Unidas Podemos es "respetable" con los perfiles políticos de sus dirigentes, y ha asegurado que a su partido le sorprendió mucho el discurso de ayer de Iglesias, que colocaba en una "posición más complicada" la negociación.  A pesar de ello, en declaraciones en el patio del Congreso ha insistido en la voluntad de seguir negociando y ha prometido que su partido no va a levantarse de la mesa en ningún momento, y aunque no ha querido desvelar los términos de la propuesta.

Pero la oferta no satisface a Iglesias, que ayer pidió "competencias y responsabilidades de Gobierno". El líder de Unidas Podemos recordó que hace un año favoreció que fuese presidente en la moción de censura y le apoyó "a cambio de nada" pero ha defendido su legitimidad para tratar de  construir ungobierno más estable.   La vicepresidenta del Ejecutivo ha lamentado en más de una ocasión la "forma" del discurso de Pablo Iglesias ayer, que en su opinión "ayudaba poco". Y ha insistido en pedir "respeto y tranquilidad" en este momento, de forma que las dos partes -su partido y Unidas Podemos- eviten elementos o declaraciones públicas que "puedan entorpecer" la negociación. Ha recalcado, además, que los socialistas apuestan en todo momento por negociar, que no es otra cosa que conseguir que "no haya vencedores ni vencidos" y que todos estén "dispuestos a cumplir" lo acordado. Por otro lado, Calvo ha vuelto a defender la propuesta de Pedro Sánchez de reformar la Constitución para evitar bloqueos en la investidura y ha lamentado que no se haya "querido entender".

SÁNCHEZ VE "MUY POSIBLE" NO SER INVESTIDO

Sólo el voto a favor de Podemos junto con la abstención de ERC permitiría la investidura de Sánchez. El líder socialista ha reconocido durante el debate que su elección puede no salir adelante.   En su contrarréplica a los portavoces del grupo mixto, el presidente del Gobierno en funciones ha defendido haber acudido a la Cámara Baja a defender su proyecto político para ser investido, "aun sabiendo que probablemente falle en el intento".  Sánchez también ha reprochado a Unidas Podemos su actitud por pretender entrar en el Gobierno para ser "guardia jurado" de los socialistas. Antes, en otro momento del debate, el jefe del Ejecutivo en funciones ha reconocido el "nulo éxito" que hasta ahora están teniendo las negociaciones con Unidas Podemos.  En su última respuesta a los diputados del Grupo Mixto, y cuando respondía a Joan Baldoví, de Compromís, Sánchez ha admitido de nuevo las dificultades para el acuerdo.  Le ha explicado que lo importante es el "contenido" que se negocia, las políticas, y eso debería ser "el inicio" y "no al revés", sobre todo porque hay quien reconoce, ha dicho, que quiere entrar en el Gobierno "poco menos que para ser el guarda jurado del Partido Socialista".

Sánchez, sin embargo, sigue creyendo en la posibilidad de ser elegido a pesar de que no cuente, al menos hoy, los votos para lograrlo: "No pierdo al esperanza", ha dicho. 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar

Especial de Semana Santa en Málaga

Con Adolfo Arjona

Escuchar