COPE

Sánchez admite que la situación es "grave" pero renuncia a aplicar medidas

En una comparecencia institucional, el presidente no ha anunciado ninguna medida pero sí ha descartado, por el momento, un confinamiento como el de primavera

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:12

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avisado este viernes de que la situación de España respecto al coronavirus es "grave" y que por ello es imprescindible responder con unidad entre las administraciones públicas y partidos políticos y aumentar la disciplina social, para frenar la propagación del virus y "evitar a toda cosa" tener que recurrir a un confinamiento domiciliario como en marzo.

Te puede interesar: Así te hemos contado minuto a minuto la comparecencia institucional desde Moncloa de Pedro Sánchez

Sánchez ha advertido de que los próximos meses "serán muy duros" aunque ha insisitido en que "estamos mejor preparados". "Mi obligación es ser fiel a la realidad, exponerla sin adornos y con toda crudeza: la situación es grave", ha dicho.

En la comparecencia, sin preguntas de los periodistas, Sánchez ha abogado por limitar al máximo la movilidad para frenar al coronavirus en esta segunda ola, pero ha señalado que quiere "evitar a toda costa el confinamiento domiciliario". Para ello ha abogado por actuar en las situaciones que fomentan el mayor número de contagios: las reuniones sociales y familiares o con amigos, el trabajo y el ocio nocturno.

En definitiva, Sánchez ha pedido disciplina social para limitar la movilidad pero ha renunciado a tomar medidas para garantizarlo y se ha limitado a hacer un alegato en favor de la unidad. De nuevo, la presión sigue en las CC.AA.



ESTADO DE ALARMA

En este punto, ha subrayado que las comunidades autónomas son las responsables de las medidas que se deban ir adoptando y, cuando una de ellas alcance un nivel de alerta "extrema", podría requerir de iniciativas excepcionales que "podrían" necesitar el sustento del estado de alarma.

Sánchez ha planteado el "reto colectivo" de alcanzar una incidencia acumulada de menos de 25 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días --España actualmente está en 348-- y ha reconocido que para ello es necesaria la "máxima colaboración, conciencia y disciplina ciudadana".

España, ha señalado está lista para adoptar cualquier medida que sea necesaria con el fin de frenar a la pandemia. A renglón seguido ha precisado que se hará buscando siempre el equilibrio entre la protección de la salud pública, la mitigación de las consecuencias sociales y económicas y la garantía de los derechos y libertades que amparan la Constitución. "Debemos adoptar las medidas necesarias causando el menor daño económico posible y las menores restricciones posibles para las libertades personales, y estamos listos para adoptar todas y cada una de las medidas que sean necesarias", ha recalcado.

Debemos adoptar las medidas necesarias causando el menor daño económico

DISCIPLINA CIUDADANA

El jefe del Ejecutivo ha añadido que "nadie, ni las comunidades, ni los ayuntamientos, ni el Gobierno de España tienen ningún interés en imponer más limitaciones que las que resulten imprescindibles para limitar la propagación de la pandemia". Pero para ello ha dicho que se necesita la máxima colaboración, conciencia y disciplina ciudadana".

No hay otra solución ni otra alternativa: a mayor movilidad y contactos más contagios

El virus, ha dicho Sánchez, "se transmite entre personas, no viaja solo", y por eso para contener los contagios hay que reducir la movilidad y los contactos entre personas.

"No hay otra solución ni otra alternativa: a mayor movilidad y contactos más contagios", ha insistido el presidente del Gobierno.

IMPULSAR LA UNIDAD

El presidente del Gobierno ha prometido impulsar la "máxima unidad" entre las administraciones para luchar contra esta segunda ola y ha pedido a gobiernos, partidos y ciudadanos esa misma unión, porque es "la clave de la resistencia frente a la pandemia".

La unidad "es nuestro horizonte y marca nuestro camino", y ha insistido en que todas las decisiones que se tomen serán en coordinación con las comunidades.

Aunque la situación "no es comparable con la del 14 de marzo", cuando estuvimos "obligados al confinamiento general", hay que "evitar justamente llegar a ese punto". Y por eso, ha dicho "debemos todos, y cuando digo todos me refiero a instituciones, partidos y todos y cada uno de los ciudadanos, recordar cómo frenar al virus y actuar en consecuencia".

Ha subrayado que la unidad debe ser entre administraciones, a nivel europeo y español, entre las fuerzas políticas y de todos los ciudadanos.

Falta menos para que la nueva normalidad sea normalidad a secas

"Resistir para avanzar: lo hicimos una vez y lo vamos a volver a hacer", ha señalado Sánchez, quien ha reconocido que nuestras "defensas han sido debilitadas por el cansancio de aquellos meses tan duros", pero ahora conocemos mejor cómo debemos luchar contra el virus.

El presidente ha expresado su confianza en que, a pesar de la gravedad de la situación, estemos "más cerca del final de la pandemia". "Falta menos para que la nueva normalidad sea normalidad a secas y para que llegue la vacuna", ha concluido.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar